Vecinos de la calle Muñecas al 2.000 madrugaron asustados luego de escuchar varios tiros provenientes de la calle. Es que una de las casas de la cuadra fue acribillada esta mañana, mientras la familia residente dormía.

Llena de policías y agujeros en el portón, así se encuentra la vivienda baleada. El ataque se dio a las 6.

En la casa viven, hace dos años, tres personas: una madre con sus dos hijos de 25 y 22. Según fuentes policiales ninguno de ellos resultó herido.

La mujer de 47 años realizó la denuncia correspondiente luego de darse con la desagradable sorpresa de que personas que desconocería, balearon su casa.

Al lado del domicilio funciona un almacén que también recibió varios disparos. Criminalística trabaja en el lugar.

Tanto la propietaria del comercio como la residente de la casa, negaron tener conflictos con terceras personas.