Después de 17 días en la terapia intensiva del Hospital Padilla y luego de 5 cirugías, René López, el chofer de la línea 10 que había sido apuñalado mientras conducía el colectivo en Villa Amalia, despertó este sábado por la tarde. Según confirmaron familiares, dialogó con sus padres y merendó con ellos.

El joven de 28 años se encontraba bajo asistencia respiratoria y mecánica luego de dos intervenciones que le realizaron para detener el sangrado del pulmón y el hígado. Esos órganos quedaron comprometidos luego del ataque ocurrido en una situación de robo el pasado 12 de diciembre.

El caso

El pasado miércoles 12 de diciembre, el chófer circulaba por un barrio de Villa Amalia cuando el vehículo fue abordado por un sujeto. El individuo, durante el robo, apuñaló al trabajador. El criminal cometió el hecho delante de dos pasajeros que intentaron impedir el ataque.

Fuente: El tucumano