Tucumán fue tapa de todos los diarios y noticia nacional por la ola de calor y un pico de casi 50° de sensación términa en la provincia. Hasta que llegó la lluvia, la provincia fue un horno y transitar por las calles fue una odisea: ceños fruncidos, abanicos en vano, camisas desprendidas, cuerpos empapados y la búsqueda del alivio bajo cualquier aire acondicionado a mano.
Jesús Leal subió un video a las redes sociales que representa el hastío de ser tucumano en estas fechas y con estos calores que ya armó el debate entre los amantes del verano y los del invierno. En las imágenes que alcanzaron rápidamente casi las 100 mil reproducciones un hincha de Los Tarcos llega a su casa después de haber estado en la calle y se desploma contra la cama.
Apenas tiene fuerzas para poner el aire acondicionado y buscar refrescar el ambiente aunque, como muchos sabrán, ni el aparato a veces alcanza para climatizar el cuarto y mucho menos cuando ocurre lo que le pasa al protagonista: Edet le corta la luz y comienza el calvario dentro del calvario: sin luz y con más de 40°, sólo le queda acercarse a la pileta pero es una sopa caliente de agua y también desiste entre insultos y portazos. Queda claro: cuando la calor pega, ¡cómo pega la calor!