motochorros

Un agente de la Policía de Tucumán fue interceptado por motochorros cuando viajaba junto a su novia por la ruta 303, a la altura de Delfín Gallo. Los delincuentes se apoderaron de la motocicleta de las víctimas y del arma reglamentaria.

Fuentes judiciales informaron que el agente, Franco Exequiel Pereyra, de 26 años y con prestación de servicio en la Guardia Urbana, denunció el hecho en la comisaría de Delfín Gallo. Explicó que los delincuentes lo golpearon hasta llevarlo a perder el control del rodado y caer sobre el pavimento.

El ataque se produjo a la altura del acceso a Colonia San Luis, donde los ladrones golpearon a la pareja y la amenazaron con armas de fuego. Luego se apoderaron del rodado y del arma reglamentaria de Pereyra, y escaparon con rumbo desconocido.