Los tucumanos invadieron el microcentro durante la mañana y la tarde para comprar y tener listos los últimos preparativos para Nochebuena y Navidad.

Veredas repletas, peatonales colmadas y comercios llenos conformaron la imagen de la marea de gente que invadió las calles.

Mercadería para la cena, adornos y regalos fueron algunas de las cosas que los compradores agendaron y salieron a buscar por la tarde.

Las filas, al igual que durante la mañana, se multiplicaron en los supermercados, en cajeros automáticos y en las cajas registradoras de los locales.

Rodrigo Nadal, director de Resuelve tu Deuda, dio tips para que durante estos días de compras se pueda evitar deudas:

Organizar las finanzas.- Es crucial la importancia del presupuesto para la planificación financiera en estos meses. Con eso las personas pueden tener un control preciso de sus gastos fijos y variables, además de identificar la cantidad de dinero disponible a la hora de comprar.

Planificar las compras.- Previo al paso por los locales comerciales es recomendable realizar una lista de productos indispensables a fin de evitar gastar excesivamente. La persona puede anotar aquellos a quienes se les desea hacer un regalo y designar un monto a cada una.

Aprovechar descuentos.- Muchos suelen utilizar las tarjetas de crédito como medios para financiar sus compras y aprovechar los beneficios que brindan. Muchos bancos tienen sistemas de puntos que se pueden cambiar por productos o descuentos. También se puede aprovechar los cupones, descuentos y promociones (todos recursos claves para bajar los gastos).

Buscar precios.- Cuando las personas ya cuentan con deudas en sus tarjetas es importante maximizar el dinero con el que cuentan. No siempre el primer local al que se ingresa es el que tiene el mejor precio, es necesario realizar una búsqueda para identificar las tiendas y marcas con precios que se adapten al bolsillo de cada uno.

Comprar al contado.- El primer impulso en esta época es hacer uso de la financiación en cuotas, por lo que hay que tener en cuenta que las compras realizadas con efectivo (siempre y cuando no sean montos muy elevados) evitan las tasas de interés del banco.

 

FUENTE: La Gaceta