José Alperovich

Ratificó que será candidato y que eso no es negociable, echando por tierra algún acuerdo político con el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo.

Ya está definido quién será su candidato a Vicegobernador, también quienes lo acompañarán en comunas y  en municipios. Como lo anticipaba LPTV su armado político incluiría a Cristina Fernández de Kirchner, con quien mantiene un diálogo permanente. “Si queremos cambiar la provincia hay que cambiar también al país, yo prefiero el país de Cristina no el de Macri mejorado que es Urtubey y Pichetto” resaltó, poniéndose en la vereda del frente del Peronismo Federal, que integra también Manzur, considerando que es lo mismo que el macrismo con “un discursito nuevo”.

Los chicos

Así se refirió a Manzur y a Jaldo, asegurando que lo hace por cariño no de una forma despectiva porque él fue quien los armó. “Yo no voy a hablar de dos chicos a los que yo formé” puntualizó.

“Juan estaba en La Matanza y yo hablé con Ballestrini (Alberto) para traerlo, Osvaldo estaba solito en el PJ y yo le dije vení, yo soy un tipo amplio, no espero nada” asegura, diferenciándose en este sentido con el binomio que lo enfrentará en 2019. “Yo voy a las comunas y si el Delegado me recibe lo corren” señaló. También apuntó contra los afiches que se desplegaron en parte de Capital Federal y que después llegaron a la capital tucumana donde se lo ve abrazado con José López. “Es porque hay miedo, cuando vos estás tranquilo no necesitas correr ni amenazar a nadie” agregó.

“Tengo todo en la vida ¿qué puede negociar Manzur o Jaldo conmigo?”

De esta manera el senador echó por tierra cualquier posibilidad de acuerdo político con el binomio que enfrentará en 2019, dejó en claro además que su competencia son Manzur y Jaldo, los chicos que él formó, no incluyendo en la contienda a Cambiemos.

“Jamás les he mentido a los tucumanos, jamás he abusado de la gente” añade y repasa uno de los temas principales y urgentes a atender: la inseguridad. Consideró en este sentido que es necesario recuperar la confianza en la Policía de Tucumán, darle a los efectivos las herramientas necesarias para que “salgan a cazar a los delincuentes”.

También pidió acabar con la puerta giratoria y no pudo obviar la repregunta que lo llevó a repasar sus 12 años frente a la Gobernación. “Son muchas cosas en que me he equivocado, es cierto, pero ¿cómo estaba la gente?” vuelve a insistir y enumerar lo que hizo durante su gestión.