El fuerte temporal de viento a agua que castigó esta madrugada la capital y la zona metropolitana provocó caída de árboles y el desborde de canales y desagües. En La Rinconada, dos debieron sostenerse de un alambrado para evitar esta madrugada ser arrastrado por la corriente de agua, que había desbordado un canal en Solano Vera al 3.500. El auto en el que regresaban desde San Pablo, hacia Yerba Buena, quedó atrapado en uno de los desagües al costado de la avenida.

Todo ocurrió alrededor de las 3.30, cuando los jóvenes volvían en un Citröen C3. La cantidad de lluvia que había caído aumentó considerablemente el caudal de agua en el canal que cruza la principal vía de transporte entre San Pablo y Yerba Buena. 

Dos dotaciones de los Bomberos de Yerba Buena asistieron a los jóvenes, que resistieron agarrados a un alambrado hasta que fueron rescatados.

En la misma zona, otro automóvil (Nissan Tiida) con cinco ocupantes quedó atrapado por la cantidad de barro que se había acumulado en el asfalto de Solano Vera. Todos fueron asistidos por Bomberos y ninguno sufrió heridas.