Concepción

Concepción. El acusado, de 41 años, habría engañado a sus víctimas para obtener dinero. Según estimaron, habría obtenido unos $ 100.000 mediante las maniobras ilícitas. Un fiscal pidió la prisión preventiva.

José Carlos Ruiz fue detenido nuevamente por posibles estafas a jubilados en Concepción y en Aguilares. El hombre, según la investigación, generaba una relación de confianza para que las víctimas le entregaran dinero. Se hacía pasar como gestor de dependencias estatales, como Anses, para concretar los engaños. La Justicia había registrado hasta ayer unas 14 denuncias, aunque se prevé que el número pueda alcanzar los 30 casos.

El acusado, de 41 años, había sido detenido el año pasado por presuntas defraudaciones similares a más de 40 víctimas. Las causas se habían iniciado a fines de 2016. Al parecer, ofrecía tramitar jubilaciones y, también, mejorar los haberes para quienes ya gozaban del beneficio previsional.

“Desde que recuperó la libertad hasta hoy, hemos recibido nuevas denuncias por maniobras defraudadoras con una modalidad similar”, describió ayer Edgardo Sánchez, fiscal de Instrucción del Centro Judicial de Concepción (CJC).

En esta oportunidad, Ruiz decía tener un pariente enfermo en Buenos Aires y manifestaba a sus supuestas víctimas que necesitaba dinero para poder viajar. Argumentaba que luego devolvería esos montos. Si se negaban, el hombre los convencía de sacar un préstamo en entidades financieras. Se estima que habría obtenido a alrededor de $ 100.000.

Al cumplirse el plazo de esta segunda detención para el acusado, el fiscal Sánchez solicitó al juez de Instrucción I, Raúl Formoselle, la prisión preventiva por 180 días para el denunciado.

“En el Centro Judicial de Concepción se pueden formular las denuncias o aportar información que correspondiente a fines de completar la investigación y llevar este nuevo caso de defraudación en perjuicio de personas jubiladas a la justicia y al juicio oral y público”, explicó Sánchez.

Los fiscales

Sánchez también se refirió al papel que tendrán los fiscales regionales cuando entre en vigencia el nuevo Código Procesal Penal. “La figura de los fiscales regionales viene a ser la de un jefe de la circunscripción en donde es designado y tiene a su cargo la gestión institucional del Ministerio Público Fiscal. Será el único responsable de investigar a los funcionarios que tienen privilegios constitucionales”, puntualizó.

“Solo el fiscal regional podría llevar a cabo investigaciones en contra de personas que tengan privilegios constitucionales”, añadió el funcionario judicial.

Criminal: “La expectativa es reducir las causas en trámite”

Ayer se presentó la nueva Fiscalía Criminal capital. Pedro Gallo, titular de esa unidad judicial, dijo que “la expectativa es que se convierta en una vía para reducir la cantidad de causas en trámite y además bajar el nivel de conflictividad”.

Señaló también los objetivos del cuerpo: “hay un grupo de delitos que se presenta como un conflicto con solución”. “No se buscará la persecución ciega de todos los delitos, sino seleccionar aquellos que se presentan como conflictos donde la solución es viable”.

La segunda categoría corresponde a hechos de mayor relevancia. Gallo explicó que se refiere “a la persecución penal propiamente, como la tentativa de homicidio, lesiones graves y gravísimas, delitos contra la seguridad pública”.

Fuente La Gaceta