juguetes sustentables

La producción de Juguetes sustentables, materiales reciclables y diseños originales, son las consignas que comparten los jugueteros tucumanos. Te acercamos las propuestas de los emprendedores tucumanos para estas fiestas.

  • Acercar es una iniciativa de Rodrigo Duloc y de Cristian Mazzocato, creadores de Rooled, una caja hecha de MDF que produce estímulos visuales y sonoros con luces LED y un pequeño parlante. La caja puede contener diversos materiales con variedad de texturas, desde yerba, polenta y arena, hasta cartón. “Nuestro invento es tan llamativo para ellos como un celular, con la diferencia de que pueden realizar manualidades”, señala Rodrigo.
  • Por su parte, Cukitoo Juguetes ofrece una mÚltiple variedad de juguetes, materiales didácticos y muebles diseñados y producidos por un colectivo de carpinteros, artistas plásticos y creativos. La mayoría de sus productos son construidos reciclando los retazos de madera que las fábricas de muebles descartan. Los diseños están inspirados en la fauna de la región y personajes reconocibles para los niños y niñas difundiendo la cultura tucumana. En Facebook se lo puede encontrar como Cukitoo Juguetes.
  • Silvia Montini, busca que sus productos transporten a un mundo de fantasía con solo verlos y en su tienda JugArte ofrece diseños propios de casas de muñecas, calesitas, castillos, mesas, sillas, entre otros juguetes con ingeniería asistida para interactuar. En Facebook se encuentra como JugArte y allí se puede visualizar su propuesta.
  • Carlos Ledesma, creador de RetroBot, también utiliza material reciclado para recrear muñecos de su infancia: Transformes, Maginzer Z y Robotech. Utiliza tapas de botella, palitos de helado y de chupetín, porcelana fría, cartón, entre otros elementos. “La razón por la que uso esos materiales es para concientizar en los niños el reciclaje y el uso responsable de los materiales con los que tienen contacto diariamente, además de hacer que la enseñanza no pierda su sentido lúdico”, explica.
  • Otra de las propuestas es la de Noacita, que ofrece personajes elaborados con tela. “Estos personajes nacen y viven sus primeros días en un nido de telas. Se inventan y reinventan en y con estas telas, heredadas, regaladas, que se encuentran en los antepasados de los muñecos y que le transmiten su historia” asegura su diseñadora.
  • La Itinerante, de Leonor Glikman y Marcela Ponce, fabrica juguetes y juegos de mesa que son hechos con madera tucumana. “El principal atributo que tienen los juguetes de madera es la durabilidad y que puede ser restaurada”, destaca Leonor. Ellas se abastecen de madereras de San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo y, con ella, crean 15 productos: desde juegos clásicos como Tangram, Tatetí, Torre de Hanoi y Zenku, hasta un teatrillo de títeres, cubos y formas para armar figuras, todos de alta durabilidad.
  • María Natalia Trouvé es otra de la jugueteras de la provincia que en su tienda Sandía Con Patas se dedica al diseño de juguetes con la técnica de crochet Amigurumi, arte antiguo japonés que busca reencontrarse y alimentar el espíritu del niño interior de cada persona. Los materiales utilizados son algodón hipoalergénico y en algunos casos lana de oveja o llama. En Facebook (aquí)se puede encontrar los diferentes diseños ofrecidos por esta emprendedora.
  • Por último, la propuesta de otros juguetes sustentables, que pueden pasar de generación en generación son los creados por Carnavalito, una marca de Florencia Argañaraz. Ella crea muñecos con formas humanas y animales típicos del norte argentino: llamas, quirquinchos, zorros, vacas. La producción se hace a pedido con lana y algodón comprados a distribuidores tucumanos.