Los choferes de ómnibus y los empresarios no llegaron a un acuerdo, sin embargo, decidieron que mañana al mediodía definirán sobre una posible suspensión del servicio.

El vicepresidente de AETATT, Jorge Berreta, expresó que “No tenemos los fondos para hacer frente a los compromisos. Necesitamos ayuda de la provincia y del municipio para que nos gestionen un crédito por $100 millones y que se debite cuota a cuota, automáticamente, con los subsidios recibidos”.

El gremio reclama dos ítems adeudados -unos $ 7.000 por trabajador-. Se trata de la reliquidación de noviembre ($ 3.200) y la suma no remunerativa ($ 3.814), además del pago del medio aguinaldo.