Tucumán no adherirá al nuevo protocolo para el uso de armas de fuego dispuesto por el Gobierno nacional. El gobernador, Juan Manzur, descartó hoy esa posibilidad.

“No, no… tenemos nuestras propias herramientas”, planteó el mandatario luego de encabezar el lanzamiento de la temporada turística en la provincia, junto a intendentes y a delegados comunales.

El “plan Bullrich” flexibiliza el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas federales en todo el territorio argentino. El reglamento, publicado en el Boletín Oficial el pasado lunes 3, provocó posturas en respaldo y en contra. Hay provincias -y organismos- que rechazaron la resolución 956/18, emitida por el Ministerio de Seguridad de la Nación, mientras que hay jurisdicciones, como Chubut, que adelantaron que adherirán a la norma.

Ayer, el ministro de Seguridad local, Claudio Maley, había adelantado la posición de Tucumán. “Nosotros vamos a seguir como estamos. Tampoco lo vamos a rechazar (al protocolo), porque es un instrumento que ha escrito la ministra de Seguridad de la Nación para las fuerzas federales, exclusivamente”, había dicho.

Hoy, Manzur siguió en la misma línea. “Lo estamos analizando, pero tenemos nuestras propias leyes y reglamentos”, aclaró el gobernador.