Debido al asalto que sufró el conductor de la línea 10 René López, los choferes de la capital se unieron al reclamo y decidieron suspender sus actividades hasta las 13.30.

“Tuvimos el sábado un hecho a las 4.45, ayer a las 4.48 lo asaltaron a otro chofer. Y hoy tenemos otro caso, subieron, lo asaltaron y lo lastimaron mal; está en estado delicado. Estamos muy preocupados, por eso paralizamos todo el transporte”, afirmó César González, dirigente de la Unión Tranviarios de Automor.