La mujer que iba con el efectivo compartió en sus redes sociales la escena en la que se la ve manipular la pistola. El descargo del acusado. Seguridad inició un sumario administrativo.

Un video con una pistola reglamentaria, esposas y alcohol al volante sacude a las fuerzas de seguridad de la provincia de Tucumán: el Gobierno local investiga a un policía por haber utilizado su arma para irse de fiesta y hacer videos a pleno baile para las redes sociales junto a dos mujeres. TN.com.ar contactó al efectivo luego de conocer que el Ministerio de Seguridad provincial inició un sumario administrativo por el caso. Desde el organismo dijeron que aguardan la investigación interna para pronunciarse.

Todo empezó el martes, cuando las imágenes se empezaron a viralizar dentro de los mismos miembros de la policía. En el video se ve a un hombre que viaja con dos chicas en un auto. Una de las mujeres se divierte con las esposas mientras baila reggaetón y manipula una pistola. Además, se lo ve al agente (vestido de civil) tomar cerveza y tirar alcohol mientras maneja.

Especialistas informaron que se trata de un arma Taurus PT 917C, calibre 9×19 mm, uno de los modelos que son utilizados por agentes de las policías provinciales.

Las imágenes fueron subidas por una chica de 20 años quien dijo que la pistola se la había dado “un policía”. A la chica se la ve sostener el arma, mirar por la ventana y apuntar al ritmo de la música que suena en el auto.

Las imágenes del efectivo que maneja mientras toma alcohol y su acompañante maniobra las esposas y el arma generaron indignación en Tucumán. Tras la difusión del video en Instagram, la FM local Radio Continental (100.1) compartió la información. Según distintos posteos del grupo de amigos, el hecho habría sido mientras el efectivo volvía de un boliche de la zona de Lules.

Desde el Ministerio de Seguridad de la provincia confirmaron que ya iniciaron las investigaciones administrativas para tratar de esclarecer qué fue lo que pasó, aunque todavía no dieron a conocer la identidad del principal acusado.

Qué dijo el efectivo

El policía señalado ratificó que sus jefes le abrieron un sumario y pidió resguardar su nombre hasta que termine la investigación. Ante la pregunta de si quería hacer un descargo o dar su versión de los hechos, respondió: “No puedo hablar, no estoy autorizado. Tengo un problema grande por eso. No quería que llegue a mayores, tengo una familia”.

Después, el hombre dijo que “todavía es a determinar” si es él el oficial que aparece en el video y manifestó que quiere esperar “a ver qué le dicen desde la Policía” . “No soy. No pasó nada. Está en proceso el tema, ahora estoy con ese problema”, concluyó.