El jefe municipal justificó su decisión en los reiterados planteos que viene formulando el Departamento Ejecutivo desde principios de año. Hay notas enviadas por el secretario de Hacienda, Cristian Abel, al Concejo que tiene fecha de mayo pasado. Desde entonces, se advierte que por disposiciones del Banco Central y del Banco del Tucumán, todos los trabajadores deben ser bancarizados.

Sin embargo, desde la presidencia del cuerpo deliberativo optaron por no modificar el actual sistema de pago. Según admitieron concejales y funcionarios municipales, hay alrededor de 1.600 empleados de los bloques políticos. Es decir, que prestan servicios para los 18 concejales. No hay un sueldo fijo para ellos, sino que depende del acuerdo al que hayan arribado. Hay quienes cobran $ 4.000 y otros, $ 20.000. Algunos, incluso, prestan funciones en las oficinas del edificio de San Martín y Monteagudo pero, la mayoría, se desempeña en los barrios de influencia política de los ediles para los que trabajan.

Ahora, ¿todos los concejales cuentan con la misma cantidad de empleados? Según denuncian los ediles de Cambiemos, el reparto no es equitativo. “Yo tengo 25 empleados, algunos que trabajan en los merenderos de los barrios y otros en las oficinas, pero hay concejales que tienen 400 empleados“, comparó el presidente del interbloque de Cambiemos, Agustín Romano Norri. El radical denunció que el peronismo no quiere modificar el sistema de pago porque de esa manera, se mantiene a los trabajadores como rehenes de los punteros políticos.

¿Cómo cobran estos contratatos? Se les libra un cheque a su nombre para que pasen por el banco a retirar el importe. En total, según el secretario de Hacienda, la erogación es unos $10 millones por mes. Esta mañana, el presidente del Concejo, Armando Cortalezzi, ratificó que irá a la Justicia para denunciar al intendente y a Abel por no enviar los fondos.