El corte de energía con caída de tensión que se produjo anoche en la capital de Tucumán y en algunas ciudades vecinas provocó daños en equipos electrónicos y en electrodomésticos.

Una explosión en la sede de EDET provocó un apagón y caída de tensión en la capital y alrededores

La gente comenzó denunciando los cortes y las bajas de tensión, pero cuando el servicio comenzó a normalizarse gradualmente, las quejas apuntaron a las consecuencias de la falla, y empezaron las denuncias por problemas con equipos de alto valor, como televisores y heladeras. También, arreciaron las críticas contra las tarifas de la energía eléctrica, que la mayoría considera elevadas, contra la distribuidora EDET y contra los gobiernos nacional y de la Provincia.

El vocero de EDET Carlos Roldán dejó en claro que cerca de las 22.30 de ayer se produjo una explosión en uno de los transformadores que la transportista Transnoa posee en las instalaciones de la distribuidora, en avenida Avellaneda al 200, en esta capital, y que derivó en un incendio que fue controlado.

Aclaró, además, que el servicio eléctrico quedará totalmente normalizado en las distintas zonas afectadas.