El conflicto entre los propietarios de taxis y el sindicato que nuclea a los peones llegó a las calles de la capital. Y por estas horas el microcentro y otras zonas de San Miguel son un verdadero caos. “Están en contra del proyecto que legaliza la actividad”, aseguró Carlos Pizarro, referente gremial de los choferes.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

“Realizaremos el paro y la protesta. Empezamos en la zona del Parque 9 de Julio y allí frente a Casa de Gobierno (San Martín y 25 de Mayo)”, explicó Antonio Rodríguez, titular de la Asociación de Trabajadores Involucrados en la Actividad Taximetrera (Atiat).

Por su parte, Enrique Romero, titular de la Unidad Operativa de Tránsito y Transporte, informó que se multará a quienes obstruyan el tránsito: “se labrarán todas las multas a quienes impidan la circulación. Como se trata de transporte público, habrá muchísimas actas. El Municipio definirá luego la medida, pero el corte de calle puede incurrir en la caducidad de la licencia”, adelantó el funcionario.

La manifestación de los dueños de los taxis en la capital se produce en rechazo de una iniciativa que debaten los concejales. Ese expediente que propone modificar la relación laboral entre propietarios y choferes de taxis reactivó el conflicto entre los dos sectores.

La iniciativa ordena que se registre a los choferes en relación de dependencia, que se capacite a los conductores “sobre circuitos turísticos y normas de cortesía” y que los taxímetros sean homologados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

También se obliga a que los autos tengan aire acondicionado y calefacción, que se incluya un sistema de seguimiento por GPS y que incorporen el pago con tarjetas (para abonar con débito).

Los choferes saben que esta iniciativa primero debe ser aprobada por el Concejo y temen que las presiones empresariales lleguen al recinto. “Queremos que a traves de la ordenanza del Sutrappa se deje de lado el monotributo, que no obliga a ser autónomonos. Esto salió en el 2008 y el Concejo legisló, en materia laboral. Nosotros luchamos por la registración del trabajador. No tenemos ART, no tenemos seguro de vida”, puntualizó el sindicalista.”La presión ya está. Es un paro de los dueños. Esta semana ya no se tratará en sesión y es posible que se postergue”, lamentó Pizarro.