Luego de que las pericias indiquen que uno de los policías sospechados por la muerte de Facundo Ferreira, de 12 años, demuestren que habían consumido marihuana y cocaína, Hilda la tía del joven, sostiene que los efectivos “siguen sueltos” y que ningún efectivo “salió a dar la cara”.

“Los policías siguen sueltos, no están detenidos. La fiscal dice que hay que esperar nomas y estamos esperando”, sostiene Hilda, la tía prima de Facundo al contar cómo sigue la causa que investiga la muerte del joven de 12 años.

Luego de que se conociera que uno de los policías sospechados de asesinar a Facundo habían consumido marihuana y cocaína, Hilda cuenta que ahora deben esperar 15 días para obtener las muestras del barrido eléctrico por el cual se puede verificar si el joven tenía pólvora en las manos.

“Los policías decían que Facundo había disparado, pero el arma que encontraron no tenía huellas”, cuenta la tía sobre los hechos que describen desde el lado policial, además recuerda que cuando llamaron a la ambulancia, los efectivos dijeron que se trataba de un hecho vial.

El pasado 8 de marzo, Facundo se subió a una moto con un amigo de 14 años para ir a ver las picadas que se corren a horas de la madrugada. Recibió un tiro por la espalda que le dio en la nuca, y a su compañero lo rozó otra bala. El niño murió, y la Policía sostiene que fue un enfrentamiento.

“La Policía declara que estaban frente a frente. Si hubiese sido como dicen ellos que fue un enfrentamiento ¿Cómo va a tener un tiro en la nuca?”, se pregunta la tía, y recuerda que el próximo 7 de mayo Facundo cumpliría 13 años y van a realizar un mural en su memoria.