Hace dos semanas, Marcelino y Pía del Rosario fueron asesinados con un bisturí en su casa de Santa Fe al 1.800. La única acusada es la técnica obstetra Nadia Fucilieri (29 años), madre de los pequeños.

Hasta el momento, ella se encontraba sedada en el hospicio del Carmen. Por ese motivo, la Justicia no había avanzado demasiado. Sin embargo, eso cambió este martes: el fiscal que investiga el hecho pidió su detención.

Diego López Ávila solicitó la medida privativa de libertad en contra de Fucilieri y podría ser imputada por el crimen de sus dos hijos.

Ahora, un juez de instrucción será quien debe resolver el pedido. Mientras tanto, la acusada continuará alojada en el hospital Del Carmen con una consigna policial que la vigila todo el tiempo.

“Es un avance importante para mi cliente. Él está desesperado. Si se le otorga la detención es muy probable que siga en el neuropsiquiátrico”, manifestó Silvia Furque, abogada de Aldo Martínez, padre de las víctimas. Y agregó: “quizás en 24 horas tengamos alguna novedad”.