Una mujer denunció que su hija de 15 años había sido abusada sexualmente por su primo de 17. La señora comentó que ambos habían salido juntos cerca de la 1 de la mañana. Cuando la mujer ingreso al dormitorio de su hija percibió olor a alcohol y vio que había vomitado.
Ya en horas de la tarde la menor le contó que su primo, cerca de las 5, la sacó del bar donde estaban y la llevó en su motocicleta hasta la cancha de Alto Verde donde abusó sexualmente de ella.
Se dio intervención a la Fiscalía de Turno, que ordenó que se procure la aprehensión del joven y el secuestro del rodado. A posterior se realizo el examen médico legal  donde se informó que la menor no presenta signos de lesiones recientes.