“Basta de gatillo fácil”, fue el mensaje que encabezó la marcha que se realizó esta noche en la plaza Independencia, donde se pidió justicia por Miguel Reyes, el joven que falleció luego de ser alcanzado por una posta de goma detonada desde un arma policial en el barrio San Cayetano.

Cientos de personas se sumaron a la columna que dio vueltas por el principal paseo de la provincia. Ana Reales, la madre de Reyes, también estuvo presente en la manifestación, acompañada por la referente de Madres de Plaza de Mayo línea Fundadora, Sara Mrad.

Reales contó que cuando su hijo fue alcanzado por el proyectil, el pasado 24 de diciembre, fue amenazada para que se quede en silencio: “ni se te ocurra hacer la denuncia, vieja hija de puta, me dijeron cuando mi hijo estaba internado. Murió a los 20 días”.

 El padre de Daiana Garnica, la adolescente de 17 que desapareció el 6 de mayo en la ciudad de Alderetes. “Marcho porque es la misma policía y la misma Justicia que siempre está contra el pobre”, dijo Ramón Garnica.