el colmenar

“Ya vengo, voy a jugar”. Con estas palabras, Benjamín Amaya, de tan sólo 4 años, le avisó a su abuela que iba a salir a la vereda de su casa, en El Colmenar.

A partir de ahí, lo que le ocurrió al pequeño es todo un misterio que dejó totalmente sorprendidos y anonadados a los vecinos de esa localidad: el menor fue hallado colgado de un puente tan sólo 10 minutos después de haberle avisado a su abuela que iba a salir a jugar a la vereda.

"Voy a jugar": las siniestras claves del crimen del nene de 4 años que apareció colgado de un puente 1

Rápidamente, “Ben” –tal y como lo llamaba su familia- fue trasladado al Centro de Atención Primaria de Salud (CAPS). Pero ya era tarde, no respiraba y no hubo nada que los médicos pudieran hacer para salvarle la vida. A raíz de este hecho, se inició una investigación a cargo Alejandro López Isla, prosecretario de la Fiscalía II de Homicidios, a manos de Adriana Giannoni.

"Voy a jugar": las siniestras claves del crimen del nene de 4 años que apareció colgado de un puente 2

Los investigadores descartaron que el menor se haya colgado por sus propios medios e investigan el caso como homicidio. Según detalló la mamá de Benjamín, lo había dejado al cuidado de una de sus abuelas para poder ir a trabajar. Sin embargo, cuando regresó, el menor había desaparecido.

El pequeño murió por estrangulamiento, lo ahorcaron con un cable y lo colgaron de un puente. La autopsia revelará si sufrió otras agresiones de carácter físico o sexual. “Sólo una persona inconsciente pudo haber hecho esto”, Francisco Adán Peñalva, abuelo del nene.

En diálogo con La Gaceta, el hombre manifestó que “no entiendo el por qué todavía. Todo pasó muy rápido. El nene desapareció 10 minutos de su casa y luego apareció muerto en el puentecito, totalmente ahorcado. Me lo dieron dormidito. Él era un amor”, explicó, entre lágrimas.

A su vez, afirmó que “un malviviente nos ha destrozado haciendo esto”. Por otra parte, la tía de Benjamín, María Baigorria, detalló que el menor desapareció solo unos minutos. “Vino la abuela y nos preguntó si estaba con nosotros el chiquito y le dijimos que no. Empezamos a buscarlo y fuimos hasta un descampado. De ahí a la casa de un tío, pero tampoco estaba”, remarcó.

Y siguió: “La fui a buscar a su mamá y ahí fue que nos dijeron que lo habían hallado ahorcado”. El fiscal sostuvo que es “muy poco probable” que Benjamín se haya colgado por sí mismo y sentenció: “La licenciada Silvia Morales (psicóloga que participó de la investigación) sostiene a esa edad un niño ni siquiera concibe la muerte, así que entendemos que hubo un homicidio”.