Luis Miguel está otra vez en el ojo de la tormenta. El cantante brindó un show en Panamá y protagonizó un violento episodio que impactó al público. En las redes sociales, se viralizaron los videos que muestran a Luismi muy enojado por las fallas del sonido en el recital. Por este motivo, golpeó al sonidista en pleno recital. Todo quedó grabado.

El escándalo se produjo cuando estaba haciendo playback en su tema “Decidete”. Al finalizar el show y tras la actitud lamentable del artista, la respuesta de la gente se vio expresada en silbidos y abucheos.