Milita Bora se animó a denunciar violencia de género mucho ante que la ola de casos que salieron a la luz tras el testimonio de Thelma Fardin, que contó que fue violada por Juan Darthés durante la gira de Patito feo. La cantante llevó a la Justicia a Chano Moreno Charpentier en octubre de 2018, después de narrar en televisión las atrocidades que vivió mientras estuvo en pareja con el ex Tan Biónica, en 2016.

En una entrevista con Moria Casan en Incorrectas, la intérprete describió las situaciones que tuvo que padecer al lado del artista. “Fue una relación en la que sufrí muchos hechos de violencia física, psicológica, de todo tipo. El jugaba mucho con el tema de la víctima. Siempre me generó mucha pena, por eso me costó terminar con el vínculo”, recordó.

Bora, que estuvo poco más de tres meses con Chano, rememoró que lo acompañó a una gira y los episodios de violencia se fueron incrementando. “Hicimos un viaje y empecé a notar que las cosas raras que veía se empezaban a intensificar. Me perseguía con una aplicación en el teléfono, iba a grabar y no me dejaba salir del hotel. Volvía y creía que tenía un tipo escondido atrás de la cortina”.

Luego, la cantante señaló que, cuando terminó con la relación, muchas chicas que también fueron novias del músico se le acercaron para contarle que pasaron por lo mismo que ella. “Este tipo de situaciones también la pasaron otras chicas que estuvieron con él”, afirmó.

En el living de La One también relató que cada vez que pretendía dejarlo y denunciarlo, él usaba una macabra estrategia para frenarla. “Cuando estábamos juntos, yo me ponía mal, lloraba, me quería ir de la casa y él llamaba al 911 para psicopatearme, les decía que estaba loca. Para asustarme y evitar que lo denuncie, me decía que se iba a encargar de que yo laburara nunca más, y que era él impune porque siempre había salido impune de los choques”.

Bora también sostuvo que se presentó ante la Justicia dos años después de finalizar con el vínculo porque le costó procesar lo que vivió. “Primero pedí ayuda telefónica y después lo denuncié en la Comisaría de la mujer. Tardé mucho porque tenemos amigos en común y porque trabajamos en el mismo medio; dejé pasar el tiempo por culpa y por miedo”, concluyó.