Stefy Xipolitakis

Mientras Nazarena Vélez disparaba contra el hijo de Carmen Barbieri por sus dichos en la tarde de ayer, la hermana de Vicky, Stefy Xipolitakis, aprovechó para contar cómo vivió ella su relación con él.

La temporada de verano empezó bastante complicada para Fede Bal. Si bien está estrenando una revista junto a sus padres, y se lo ve muy contento con su vida a nivel profesional, las primeras experiencias mediáticas del actor no estarían siendo muy beneficiosas para su imagen.

Fede Bal estuvo en un móvil con Intrusos y habló, entre otras cosas, de su relación con Nazarena Vélez y su ex novia, Barbie. Además de aclarar que no tiene intenciones de cruzarse con ninguna de las dos, el director habló sobre su juicio contra la productora teatral.

Siempre atenta a todo lo que ocurre alrededor de su hija, Nazarena Vélez volvió a disparar contra Federico, subiendo la tensión en el living de Incorrectas.

“Es un tarado, no tiene cabeza. A Barbie si le preguntan se va para otro tema… Barbie está divina, pero este tipo no está bien, tiene una obsesión cn mi hija por más que diga que no. el tiempo va a volver a darle la razón a Barbie”, planteó Nazarena, quien también aclaró que el juicio no había sido como él dijo: “Yo no perdí nada con él, me llevó a un juicio penal por calumnias e injurias, pidiendo que yo me disculpe públicamente, yo no quise verle la cara y en mi perra vida voy a pedirle disculpas. Sigue mandando cartas documento, ¿por qué no cierra el pico?, se va a otro lado y nadie lo jode”.

Al escuchar el relato de Nazarena, Stefy Xipolitakis se sintió tocada y decidió romper el silencio. En el 2014, la animadora infantil y el actor se habían separado entre fuertes rumores de violencia, algo que finalmente terminó confirmando ella esta tarde.

“Yo tuve conflictos con él. Te psicopateaba mentalmente. Tuvimos una relación muy corta con Federico. (Él y Carmen) son personas que mienten, te quieren hacer quedar a vos como loco. Jamás en la vida lo conté”, empezó relatando la animadora infantil, y agregó: “En mi cara me decía una cosa, por atrás me hacía quedar mal con toda la gente. Me hacía llorar, me torturaba psicológicamente, son una familia que me hizo dejar una temporada de teatro en Buenos Aires. Mi hermana sufrió muchas agresiones, le pegaban, le revoleaban cosas”.