100 días para enamorarse, la novela de Sebastián Ortega, da a conocer los secretos, miedos e inseguridades de un entramado de parejas de amigos y sus familias, y logra poner a todos los televidentes a analizar sus propios vínculos. Y desde el primer día marcó una gran diferencia en la grilla televisiva ya que cubre los ángulos para que todos nos veamos reflejados en alguno de los personajes o situaciones.

Desde el primer capítulo, la pareja tradicional, Laura (Carla Peterson) y Gastón (Juan Minujín), dos abogados exitosos, intentan mantener una separación por contrato de 100 días. En esas idas y vueltas, aparecen personajes secundarios, aunque cada experiencia los vuelve un poco mas cercanos. Con esta pareja se pudo ver, por ahora, las consecuencias de las mentiras, quizás blancas o sutiles de cualquier familia, pero que al conocerse generan incertidumbre y rechazo. Y además, como el cansancio de lo cotidiano puede hacer que una pareja que se ama pierda todo por fallar en su comunicación.

Por el otro lado está, Antonia (Nancy Duplaá), la mejor amiga de Laura, que deja a su compañero de toda la vida con el que crío a su hija Juani, Coco (Pablo Rago), por repetidos mensajes inapropiados con una de las coristas de su banda. Aquí se ve el reflejo de no haber llegado a acuerdos claros durante años y el desgaste que eso genera.

Aparecen ahí otros personajes, Diego (Luciano Castro), el papá biológico de Juani (Maite Lanata), en donde paso a paso se comienza a entender cómo funciona el amor de un padre a un hijo al conocerlo de adolescente. Al ser médico, logra acompañar a Juani en su proceso de descubrimiento sobre su identidad de género. Y en circunstancias demuestra un acercamiento a Antonia con el amor que sentía de adolescente. En estos vínculos se puede ver como el amor, sin importar si es tarde o temprano, siempre genera buenos resultados.

Mientras está Javier (Juan Gil Navarro), otro amigo del grupo, que tiene 2 familias paralelas, una con Florencia (Manuela Pal) con un hijo y otra con Inés (Jorgelina Aruzzi), con una hija. Mientras duró la increíble travesía de como lograba mantenerlas separadas cada televidente esperaba el momento en el que ellas lo descubrieran y salieran todos los secretos a la luz. Ahora el caos llegó y ambas mujeres se reúnen para vengarse de su traición. Acá se expuso como las mentiras llegan al fin en algún momento y generan mucho dolor al entorno.

Mas parejas manifiestan distintas cara del amor. Juani con su compañera de colegio. La madre de la compañera intenta separarlas por creer que no es natural y genera un entramado en el colegio para que saquen a Juani. Acá se revelan las dificultades que se pueden encontrar en los distintos entornos al exponer sus sentimientos abiertamente.

Paul y Fidel… Paul (Ludovico de Santo) es el hermano mellizo de Laura, que se enamora del profesor de literatura de su sobrino que acaba de separarse de su esposa. Fidel (Michel Noher) sin estar muy seguro del paso que iba a dar, se anima a reconocer los sentimientos que está teniendo por Paul. Pero cada situación que lo hace sentir expuesto los distancia. Acá se manifiesta como los descubrimientos sobre la sexualidad no suceden solamente en la adolescencia sino también en la adultez.

Hasta los padres de Laura y Paul pasan por un proceso de separación, sabremos en el futuro que consecuencias traerá, pero mientras exponen que las parejas de muchos años de casados también sufren y sufrieron desgastes.

Cuando de la redacción de Noticias Tucumán me pidieron esta nota, me emocioné porque con esta novela entendemos que en las familias los puntos de vista no son simplemente de los que participan de cada crisis, son de todo el entorno. Entendemos que hay visiones y sentimientos internos y con cada uno de sus vínculos. Enredados en una novela muy bien trasladada se logran explorar los vínculos de amor profundo, los que a pesar del paso del tiempo no se olvidan; el amor de hermandad en las amistades fuertes y el amor de los padres a sus hijos en la aceptación total de sus diferencias de maneras sanas. Ojalá muchas familias puedan verla y descubrir en cada capítulo algún detalle de cómo mejorar sus vínculos con aceptación y amor.

Rocío Martín.