BARCELONA (Redacción) – Todo el mundo sabe que dentro de la cancha Lionel Messi es el mejor jugador del mundo. Pero Leo no suele hacer públicos asuntos de su vida cotidiana, ajenos al deporte. Por eso, cada vez lo encuentran en una situación así, es noticia a nivel mundial. Este sábado, se lo vio observando un partido de su hijo Thiago, sentado en el cochecito de Mateo.

En la imagen se aprecia la sonrisa de Leo, que está recostado sobre el carrito. A su lado está su mujer, Antonella Rocuzzo. El hijo mayor de la pareja juega en las inferiores del Barcelona, y lo fueron a ver. Minutos más tardes, apareció otra foto de la Pulga sentado en el césped, al borde del campo de juego.

La Pulga jugó este domingo en el último partido de la Liga, contra Real Sociedad, en el Camp Nou. Fue victoria 1 a 0 para el conjunto catalán, con gol de Philippe Coutinho. El rosarino fue al banco pero a los 22 minutos del complemento ingresó en lugar del brasileño. El Barsa logró el título varias fechas antes del final.