El bullying está sin control. El anonimato de las redes da impunidad. Y los ciber acosadores, valientes detrás de la pantalla, se aprovechan para cruzar todo límite moral y ético. Esta vez, compararon a Blanquita, la hija de Benjamín Vicuña y Pampita que falleció, con la bebé que espera la China Suárez.

El ejército de seguidores de Pampita atacó a la China Suárez. Muchos le pegaron en un punto más que débil. Es que compararon a la bebé que está esperando con Benjamín Vicuña con Blanquita, la hija que el actor y la modelo perdieron hace algunos años, en 2012. Jorge Rial advirtió sobre la situación a través de una nota de su portal, BigBangNews indignado: “Son unos hijos de put…”, escribió en Twitter sobre los autores de los comentarios.

“Podrás darle mil hijas a Vicuña, pero nunca vas a poder reemplazar el lugar de Blanquita”, le escribió una usuaria de Instagram. “Blanquita es única, esa nena jamás la va a reemplazar. Qué duro para ‘Pampita’, pero ella tiene a su ángel que la cuida desde el cielo”, le comentó otra otra.

“La palta va a tener una paltita, pero mirá que Blanquita era única y especial. Esa nena jamás va a reemplazarla”, sumó otra voz.

“Blanquita era única y es irremplazable. Que el sin cejas no le ponga un nombre con b también. Los hijos de ‘Pampi’ todos tienen sus nombres con la b y la paltera no es pampi. Que le ponga Cabrera”, posteó, envenenada, otra. “Paltera, blanquita es irremplazable. Ni esa beba, ni la hija de Cabré van a ocupar el lugar de ella, ¿ok? Ojalá el sin cejas no le ponga algún nombre parecido a Blanca”, disparó otra mujer.

“El sin cejas se piensa que va a poder reemplazar a la hija con esa beba. No fue Blanquita la que envió después de tantos varones, era obvio que iba a venir la nena. Blanquita es irremplazable. Sin cejas, no le vayas a poner Blanca, please”, es otro de los lamentables comentarios, según consignó el portal BigBangNews.

También estuvieron los que le quisieron poner mesura al asunto. “¡Qué malo! ¿Por qué piensas en eso? Blanca siempre va a estar en los corazones de los padres y de la gente que la quería y la quiere todavía. Tener otra hija no significa olvidar a otra”, argumentó otra.

“Déjenlos en paz. Ningún hijo reemplaza a otro. Ubicate y no te metas en temas dolorosos. Más respeto, es una mujer embarazada y su vida privada es de ella y nadie más. Puede hacer lo que se le cante.  Sé un poco más respetuosa y comprate una vida”, recomendó otra usuaria.