Luego que Pico Mónaco fuera escrachado por un supuesto chat que habría mantenido con una profesora de crossfit llamada Fiorella Balbi, su pareja, Pampita, se “calentó” y rompió el silencio.

Según habían informado en la versión chilena de Intrusos, el tenista intentó seducir y conseguir el teléfono de la joven. Horas después, Mónaco desmintió tal información. Ahora, su novia lo defendió con uñas y dientes.

Fue en el programa televisiva Pamela a la Tarde donde la modelo afirmó: “Nadie que conoce a Pico puede pensar esa barbaridad de él. Seguimos juntos, por supuesto“. Y agregó: “No influye esto en nosotros, sé la persona que tengo al lado, confío en él“.

¿Se repite la historia que tuvo con Benjamín Vicuña?