Se trata de Gun-toting Mari Ag, una mujer policía de 30 años, que en sus ratos libres subo fotos en bikin en su cuenta de Instagram.

La oficial confesó que sus seguidores no paran de mandarle mensajes privados hasta proponiéndole casamiento.

Además, reveló que le gusta mantenerse en forma haciendo ejercicios y viajando, y que le gusta tener su “cuerpo de playa listo”, ya que “en Brasil todo pasa por las bikinis”.