Baby Etchecopar

Luego de ser imputado por “discriminación y violencia de género” a causa de sus declaraciones misóginas -y de que se le impusiera una probation- y luego de también dedicarle epítetos a las azafatas, Baby Etchecopar llamó “asquerosas”, “boludas” y “pendejitas” a las cajeras de cabinas de peaje en su programa radial.

Baby Etchecopar: "Asquerosas", "tortilleras" y "mugrientas" 1

Ante las declaraciones, el Sindicato Único de Trabajadores de Peajes y Afines (SUTPA) emitió un comunicado repudiando los “dichos agraviantes” del conductor señalando que “no solo atenta contra la integridad del género femenino con expresiones misóginas sino que además apunta contra la fuente de ingreso de miles de familias argentinas, haciendo referencia con liviandad a la autmoatización de los peajes y mofándose de las eventuales pérdidas de fuentes laborales que ocasionaría”.

“Su probada violencia verbal demuestra no sólo un grado de machismo exacerbado que toda la sociedad está luchando por desterrar, sino además una animosidad contra los trabajadores argentinos; agrega el texto.

Tiempo atrás, Etchecopar había llamado “tortilleras”, “mugrientas”, “porreras”, “crías hijas de puta”, “atorrantas”, “roñosas sinvergüenzas” e “infradotadas con olor a menstruación” a las militantes feministas que se habían manifestado en su contra. A raíz de esos dichos, desde junio la Justicia le ordenó ceder 10 minutos de aire en su programa, una vez a la semana, para que se emita un segmento de temática feminista.

El conductor no escarmentó: días atrás fustigó a las azafatas que se manifestaban en Aeroparque contra la política aerocomercial del Gobierno y las mandó a que “tomen cuatro bondis, vayan a que le apoyen el termo en el culo, vayan apretadas en el tren, que las manoseen, que les roben en el subte”.

Vale recordar que como la probation de Etchecopar tenía como condición que no vuelva a incurrir en agresiones misóginas, a raíz de estos dichos -y los de hoy- la medida podría ser cancelada y la causa terminar en un juicio.