panam

Panam reveló cómo logró superar la pérdida de su bebé: “Quería que mi hijo de tres años me viera poniéndome de pie”, confesó.

La conductora se animó a dejar todo para cambiar su perfil y dedicarse a entretener a los niños en el teatro y la televisión. Hoy lleva 18 años dedicada al público infantil haciendo su programa “Panam y Circo”.

En diálogo con Teleshow, la animadora de niños, contó un poco acerca de su vida y sus proyectos. Cuando trabajaba con Gerardo Sofovich en “Polémica en el Bar” y “La Peluquería de Don Mateo”, dejó todo, sacó una hipoteca y empezó de cero. Y allí fue que decidió cambiar completamente su perfil: “Cuando perdí a mi papá, quise dedicarme al infantil”, recuerda Laura Franco.

Con su programa para chicos “Panam y Circo”, logró ganar cuatro premios Martín Fierro y actualmente se encuentra girando por todo el país.

Con respecto a la pregunta: ¿No hay algún momento en que no soportes más a los niños?, Laura respondió: “Bueno, cuando fui mamá, también nació: “Mami hace OM”. Porque todo muy lindo con la maternidad, pero nadie te explica que perdés la paciencia y que hay tres cosas que te sacan de quicio: cuando les servís la comida y no comen, cuando les decís que levanten los juguetes y no los levantan, y cuando los llamás y hacen como que no te escuchan”.

“Las peores horas en mi casa son de las siete y media a nueve y pico: es un caos total. Encima ahora yo ya tengo tres: Luca de nueve años, Sofi de cuatro y Bauti de dos. Imaginate que es un caos. Así que mamá hace mucho OM, OM…” (risas).

Luego le preguntaron: pero fuera de los propios, en tu caso es ir a cualquier lado y que todos quieran una foto, el videito para los sobrinos. Trabajar con chicos es también estar dispuesta a eso. Y Panam expresó: “Sí, estoy las 24 horas de Panam, porque te dedicas a los chicos aunque a veces estoy muy cansada. Mi vida privada me lleva mucho tiempo también: soy una mamá muy presente. Igual trato de cumplir con todo lo que me van pidiendo, sobre todo hacemos como una especie de prioridades para chicos que están internados, que te están mirando desde un hospital”.

Por otro lado, el periodista de Teleshow tocó sus fibras más íntimas cuando se atrevió a consultarle acerca de un duro momento que la conductora tuvo que atravesar en su vida: Te ha pasado lo más difícil que una mujer puede imaginar: la muerte de un hijo. ¿Qué te saca de una situación así?. Y Franco contestó: “Ay, Dios… ¿Qué te saca? Primero te peleás con todo, te enojás, pasás por todos los estados. Pero yo en ese momento tenía a Luca con 3 años, y entonces pensé en él, y me dejé cuidar por mi marido, que se puso la familia al hombro”.

“Y lo que me fue sacando fue el amor de la gente también, de mi familia, de mi mamá. Al haber contado, abrirme y decir la verdad de lo que me había pasado, empecé a sentir que la gente me iba abrazando, que se iba solidarizando, me decían una palabra de ánimo, me mandaban cartas”.

“Después, con el tiempo, me di cuenta que al hablar de la trombofilia iba ayudando a un montón de mujeres que no podían ser mamás, y que a través de lo que me pasó a mí se animaban a hacerse el estudio y a creer que podrían ser mamás otra vez. Y lo pudieron conseguir”.

Luego destacó que sin su hijo Lucas la vida le hubiera resultado imposible en ese momento.

“El fue el motorcito. Quería que tuviera el ejemplo de su mamá poniéndose de pie. Creo que el día de mañana pasará algunas tristezas y con el ejemplo que vio en mí, él va a decir: “Yo también puedo”.