Tras una reunión con dirigentes en un hotel céntrico de San Miguel de Tucumán, Luis Miguel Rodríguez confirmó su salida de Atlético Tucumán, tal como venía sonando con fuerza en las últimas horas.
El goleador e ídolo de la institución abandonará Tucumán para mudar sus goles a Santa Fe, más precisamente a Colón, club que se interesó por sus servicios y que le ofreció un importante contrato a sus 34 años.
El oriundo de Simoca deja la institución de 25 de Mayo y Chile luego de disputar un total de 321 partidos y anotar 129 goles que lo dejaron como el segundo goleador en la historia del club.
Con esta noticia, el Pulga se suma al volante Guillermo Acosta, que ayer fue vendido a Lanús.