anar en la gira de mitad de temporada, hecho. Ganarle a un equipo neozelandés, hecho. Ganar cuatro partidos seguidos, hecho. El próximo ítem por tachar en la lista de cosas pendientes de Jaguares es ganarle a Sharks, que ha configurado una suerte de paternidad sobre los argentinos al imponerse en los cuatro enfrentamientos entre sí.

Esta tarde, a las 16.40 en Vélez, Jaguares tendrá una nueva oportunidad de sacarse el estigma que supone Sharks. Un duelo que tiene mucha carga en el pasado reciente, pero es aún más importante de cara al futuro: los dos ocupan hoy las últimas dos plazas para entrar en los playoffs del Súper Rugby 2018 y están separados por apenas un punto. Además, es el último encuentro de los argentinos antes de ponerse la camiseta de los Pumas para la ventana internacional de junio.

Los cuatro encuentros tuvieron algunos puntos en común: un desarrollo parejo, el pateador de Sharks como figura desequilibrante, mejor ejecución por parte de los sudafricanos en las situaciones críticas e incertidumbre por el resultado hasta el final.

Sharks es un equipo poderoso, una potencia del rugby sudafricano. Llegó a los playoffs en las últimas dos temporadas, en buena parte gracias a sus triunfos ante los argentinos, rivales en su misma conferencia. Pero no tiene un juego tan completo como el de Lions o el de los neozelandeses. Entonces, ¿por qué les cuesta tanto a los argentinos enfrentarlos?

“La defensa de Sharks es la que más incómodo nos pone”, responde Ramiro Moyano, que regresa a la titularidad recuperado de una conmoción cerebral. “Suben muy fuerte arriba y nos traban muchas pelotas. Eso es porque no tenemos la posición corporal correcta. Te cortan el juego y en jugadas de pleno ataque terminás perdiendo la pelota, y al equipo le hace muy mal eso. Tenemos que tratar de tener la pelota para imponer nuestra dinámica”.

Moyano estuvo en dos de los cuatro enfrentamientos entre sí, los dos de 2017, y recordó especialmente el de Durban, adonde Jaguares llegaba con cuatro victorias en las primeras cinco fechas. “El partido del año pasado fue sorprendente para nosotros. Pensábamos que llegábamos de mejor manera y nos dominaron bastante y nos sacaron un buen margen de puntos. En Buenos Aires fue diferente, generamos más quiebres, pudimos complicar la defensa de ellos, pero en las últimas instancias nos caímos y ellos saben cómo jugar el torneo, manejaron mejor el cierre y se llevaron el partido”.

Una de las razones del éxito de Jaguares esta temporada, que incluye 7 victorias, 5 de ellas consecutivas, que lo encumbraron hasta la 7a posición en la general, ha sido la capacidad de mantener la misma intensidad física y la concentración hasta el final del partido.

“Me acuerdo de los cuatro”, agrega Matías Alemanno, presente en cada uno de ellos. “Todos se definieron por cuestiones muy finitas y en los últimos minutos. Me animo a decir que es el rival más duro físicamente. Tiene jugadores muy grandotes. Tenemos que tratar de estar antes en todas las jugadas para contrarrestar su poderío físico”.

Joe Pietersen, Pat Lambie y Curwin Bosch, los pateadores de Sharks que enfrentaron a Jaguares, resultaron desequilibrantes en el pasado. Hoy con la 10 estará Robert du Preez, hijo del entrenador homónimo y hermano mayor de los mellizos terceras líneas Jean-Luc y Daniel. Es el goleador del certamen con 165 tantos (Nicolás Sánchez, la contraparte argentina, marcha 3°, con 118) y una de las armas principales con las que cuentan los tiburones, por lo que para Jaguares será clave evitar al máximo cometer infracciones.

Excepto por el regreso de Moyano, Ledesma repite el equipo que venció a Bulls. Con la confianza por las nubes, Jaguares busca dar un paso más al frente en su juego, algo que ha logrado desde el inicio de la temporada. Con cuatro partidos por jugar y una lucha encarnizada por entrar en los playoffs, con cinco equipos separados por cinco puntos pugnando por dos casilleros para cuartos de final, el de esta tarde es vital en ese sentido. Más importante, cobra una significación especial por ser el último antes de la interrupción por la ventana internacional de junio. En dos semanas, estos mismos jugadores se pondrán la camiseta de los Pumas para un compromiso de otra índole, ante Gales. Llegar con el envión anímico de seis victorias consecutivas sería impagable. Además de terminar con la paternidad de Sharks, otro ítem para tachar.

Los cuatro antecedentes
5/3/2016, en Durban. Sharks 19 vs. Jaguares 15
14/5/2016, en Vélez. Jaguares 22 vs. Sharks 25
8/4/2017, en Durban. Sharks 18 vs. Jaguares 13
29/4/2017, en Vélez. Jaguares 25 vs. Sharks 33
Las formaciones
Jaguares: Emiliano Boffelli; Bautista Delguy, Matías Orlando, Jerónimo de la Fuente y Ramiro Moyano; Nicolás Sánchez y Gonzalo Bertranou; Marcos Kremer, Javier Ortega Desio y Tomás Lezana (c); Tomás Lavanini y Guido Petti Pagadizábal; Nahuel Tetaz Chaparro, Agustín Creevy y Santiago García Botta. Entrenador: Mario Ledesma. Suplentes: Julián Montoya, Javier Díaz, Santiago Medrano, Matías Alemanno, Juan Manuel Leguizamón, Martín Landajo, Bautista Ezcurra y Juan Cruz Mallía.
Sharks: Curwin Bosch; Sibusiso Nkosi, Lukhanyo Am, Andre Esterhuizen y Lwazi Mvovo; Robert du Preez y Louis Schreuder; Jean-Luc du Preez, Daniel du Preez y Philip van der Walt; Ruan Botha (c) y Tyler Paul; Thomas du Toit, Armand van der Merwe y Tendai Mtawarira. Entrenador: Robert du Preez. Suplentes: Franco Marais, Juan Schoeman, Ross Geldenhuys, Stephan Lewies, Jacques Vermeulen, Cameron Wright, Marius Louw, Makazole Mapimpi.
Inicio: 16.40.
TV: ESPN 2
Cancha: Vélez Sarsfield
Árbitro: Paul Williams (Nueva Zelanda).