En la previa al choque de la última fecha de la fase regular de la Primera B Nacional, el plantel se disponía a viajar a Buenos Aires para enfrentar a Brown en Adrogué, donde el equipo de Forestello iba por el ascenso a la Superliga.

Los hinchas habían concurrido a la cancha y después, en caravana, acompañaron al plantel hasta al aeropuerto Benjamín Matienzo, situación que se vio desbordada.

Ahora, el vicepresidente Daniel Galína le pide a los hinchas no realizar la caravana por temor a demoras, lo que podría provocar que la delegación pierda el vuelo.