Con un gol de cada uno de los atacantes argentinos, la veccia signora goleó a Cagliari por 3-0 en la primera fecha de la liga italiana. El gol restante lo marcó el croata Mario Mandzukic.

Con esta victoria el conjunto de Turín arrancó la temporada con el pie derecho, en lo que será una temporada larga en la que intentara volver a coronarse campeón del calcio.