BUENOS AIRES.- Diego Maradona, quien regresó hace dos días al país para colaborar con la comisión normalizadora de la FIFA, adelantó que la próxima semana se juntará con el suizo Gianni Infantino, presidente de la federación.

“Voy a estar cara a cara con él y le voy a decir quiénes pueden ser buenos dirigentes, como también le voy a decir quiénes fueron garcas en sus clubes ocupando ese rol y como jugadores”, apuntó Maradona sobre la reunión que tendrá con Infantino.

“En la AFA hay que poner una bomba, como dijo Rodolfo D’Onofrio, y empezar de cero”, dijo Maradona. Además, sostuvo que “habrá que hacer muho análisis y buscar la manera más adecuada para salir de este lugar y después sí pensar en elecciones y en tener un presidente de la AFA” porque todo esto “es una desprolijidad”.

En tanto, Maradona intentó despegar al ex presidente de FIFA, Joseph Blatter, de los delitos cometidos por la anterior administración del fútbol mundial. “No era así, el que le enseñó a chorear se llamaba Julio Humberto Grondona“, dijo el ex astro del fútbol mundial. “Desgraciadamente, hace dos años, Grondona se murió, si no nos habría podido aclarar un montón de cosas que están en el aire”, despotricó el “10” contra el ex presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, quien lo llevó a la dirección técnica del seleccionado argentino de fútbol en 2008.

En la misma sintonía, recordó cuando Grondona y Blatter no lo dejaron entrar a un partido durante el transcurso de la anterior Copa del Mundo, disputada en Brasil, en 2014. “Me jugué la vida en la cancha. Me podrían haber roto la cabeza los de Camerún. Esas son cosas de mafioso que por supuesto colaboró el miedoso, por no decirle cagón, del hijo de Grondona, que cuando yo lo encaré metió la cola entre las piernas y salió corriendo”, acusó el ídolo nacido en Villa Fiorito.