Eran tiempos complicados para Jorge Rial, recién separado de Mariana Loly Antoniale por sus mensajes con Marianela Mirra, pero más dificultosa resultaba esa época para quien entonces era su socio y amigo, Luis Ventura, que estaba acorralado por las acusaciones de Fabiana Liuzzi, la mujer que aseguraba que él era el padre de su hijo, Antonio, fruto de una relación extramatrimonial. Hoy, 4 de junio de 2020, se cumplen 6 años del día que marcó el adiós del hoy presidente de APTRA de Intrusos, en una emisión que no solo dejó frases memorables para la televisión argentina, sino también un antecedente que hoy está marcado a fuego por el conflicto que existe entre el conductor del programa de espectáculos y Marcela Tauro.

La modelo y vedette cordobesa, que en ese entonces tenía 42 años, dio a luz de manera prematura a su bebé el 26 de abril de 2014. Semanas después, se encargó de comunicar vía Twitter que el periodista era el papá, y tuvo su correspondiente raid mediático, en especial en AM, el envío que conducían Leo Montero y Verónica Lozano en Telefe, donde aseguró que lo suyo con él “no fue sexo de un día”.

Desde ese momento, Luis dijo que los problemas estaban “para enfrentarlos”, y que no tenía reparo alguno en darle su apellido a ese niño, si es que el análisis de ADN lo corroboraba. Sin embargo, también afirmaba que había una operación “para ensuciarlo”. El 10 de mayo, el por entonces director de la revista Paparazzi se sometió al estudio, cuyo resultado se conoció un día después de su histórico y famoso descargo en el programa del que formaba parte desde su estreno en el año 2000.

Ventura comenzó diciendo que Liuzzi había publicado los tuits tras ver fotos suyas bailando un lento con su esposa, Estela, en un show de Martín Bossi. Contó que en su casa blanqueó el affaire que tuvo, y que las pruebas de ADN de Antonio fueron hechas tras cuatro negativos, para entonces soltar una de las más llamativas declaraciones sobre sexo hechas en vivo, cuya conjugación es aún recordada por miles de televidentes.

“Ella ya me había dicho que el embarazo que tenía era mío. ¿Por qué lo pongo en tela de juicio? Porque de la misma manera que me comunicó eso, me dijo que, algo que ella define como una relación de amor y pasión, mi explicación es que la relación era de sexo esporádico. Un sexo ofrecido al que yo fui permeable. Y que fue aceptado, sí señor. Una situación que yo blanqueé en mi casa, a todos los que integran mi casa. Lo que pasó y lo que se dijo, lo sabemos nosotros”, sostuvo el panelista.

“Esta señora que puso mi nombre en los medios y ganó tantas tapas a partir de esta historia, dijo no haber comunicado a la prensa algo que sólo ella y yo sabíamos entre cuatro paredes. Yo no lo dije, pero la información salía por todos lados. Jorge es uno de los testigos que en determinado momento me dijo que un amigo de él, que había salido con una familiar de ella, le había contado a este amigo lo que le estaba pasando. De esa manera me di cuenta, y su madre estaba comenzando a decir en todos lados que ese embarazo era mío”, continuó indignado.

fabiana liuzzi 0604
Fabiana Liuzzi

Sin embargo, lo más polémico del descargo fue cuando se puso sobre la mesa un tema que era poco discutido en los medios hace seis años: el aborto, procedimiento que la figura de América le recomendó a su amante.

A mi me habían contado que el chico había nacido seismesino, pero después hablé con la doctora y me dijo que nació de 32 semanas. Me daban informaciones inexactas. Yo me opongo a que continúe el embarazo porque, si bien tengo un concepto de vida, el médico dijo que iba a ser un embarazo de alto riesgo. Interiormente, planteo: ‘si va a ser un embarazo de alto riesgo, vos tenés tu vida armada, tenés dos hijas grandes, ¿qué necesidad tenés de desarrollar un embarazo? Sos una mujer hipertensa, con el límite de glucemia a punto de la diabetes, y que puede degenerar en desembocar en el nacimiento de una criatura con problemas de salud. ¿Por qué arriesgarnos a eso? Cuando vos tenés 43 años, yo ya tengo una vida armada, estoy más cerca de ser abuelo que de ser padre, ¿por qué arriesgarme a todo esto?‘. Eso fue lo que yo le planteo, sobre todo porque en un relación anterior con un famoso casado, ella había abortado un embarazo anterior. En mi caso, no quiso abortar, no lo quiso discontinuar cuando sabía a los riesgos que se exponía. Yo la respeté y la acompañé en esto, está en su derecho”, argumentó el director técnico de fútbol.

Rial hizo hincapié en lo que su compañero dijo sobre interrumpir la gestación de Fabiana. “Sonó muy brutal el tema de que ‘le pedí que aborte’. Quiero decir algo: una, es que eso es un delito, y por lo tanto no podemos hacer apología de eso desde aquí, más allá que cada uno hoy tenga un pensamiento personal sobre el aborto, estemos a favor o no estemos a favor, y que lo podemos discutir. Es el derecho a la vida del bebé en pelea con el derecho de la mujer y su decisión personal. Es algo que se va a discutir en algún momento, hoy no. Quiero decir públicamente que no está bien porque sino parecería que estamos resaltando algo que hoy es un delito y que además es un derecho a la mujer. Podemos discutirlo, hay gente que está a favor y en contra, pero es un derecho de la mujer. Aquí ella lo ejerció y no se lo hizo, además no es lindo decirlo públicamente, quizás algún día el nene lo va a escuchar y se va sentir mal. Va a sentir que no fue querido ni buscado, más allá de que vos decís lo del sexo esporádico. Para ella, él es su hijo”, consignó el presentador de televisión y radio.

El descargo de Luis concluyó recordando el vínculo que la actriz tuvo con Jacobo Winograd y Santiago Bal, y también afirmando que si el análisis de ADN daba positivo, él viajaría a Córdoba a reconocer a Antonio, algo que finalmente terminó sucediendo a las pocas horas. Sin embargo, tras la gran repercusión que tuvieron sus declaraciones y por cómo escaló el escándalo, una semana después ocurrió su desvinculación de Intrusos por decisión de Jorge.

“Es una decisión mía y personal. Le pedí a mí amigo, Luis Ventura, que diera un paso al costado, con todo lo que esto significa. Pero creo que en homenaje a esa amistad, era lo mejor para todos. Lo que pasó en estos últimos meses lo desbordó a él y a todos. Hoy necesita paz, tranquilidad y reflexión. Buscar y medir las palabras, rehacer una vida que le explotó en la mano y de tal manera que no supo cómo manejarla, o que al menos la manejó cómo pudo en ese momento. Tal vez con algunos errores que yo no compartí en ese momento y que probablemente nos golpearon a todos. Para mí fue muy duro ver cara a cara a mí amigo, de casi treinta años, y decirle: ‘Luis, por favor, este es el momento en el que necesito que des un paso al costado y, profesionalmente, solo profesionalmente, creo que hay que hacer un paréntesis‘”, explicó el conductor el 13 de junio de 2014, comparando además los problemas personales de su exsocio con los suyos, y aseverando que estos, en comparación con los de él, “son una pavada”.

“Luis es un hombre de bien desbordado que se encontró ante una situación difícil, y que quiere por sobre todas las cosas a su familia, pero que cometió un error. Tampoco lo vamos a sacrificar como lo hicieron algunos colegas y otros medios. Cada cosa que se dice de él, a mí me hace mal, y no quiero verlo siendo rostizado en otros canales”, expresó el periodista con respecto a su amigo de quien luego se distanció, y que nunca más volvió al equipo del programa.

“Lo que más me dolió fue lo de Rial, esa es la verdad. Porque era mi hermano, y de la misma manera que yo tapé, y sigo tapando, guardaré silencio hasta mi muerte de todo lo que yo aguanté, y él sabe que callé. Él nunca me dijo que me despedía, nunca me lo dijo, él dijo que me daba una licencia. Yo estando internado en terapia intensiva, viene mi mujer y me dice ‘Rial está diciendo que te despidió’. Eso no me lo banqué y me dolió, aseguró años después el hombre que fue permeable al sexo ofrecido por Liuzzi.

El antecedente del conflicto Rial-Tauro

Casualmente, el mismo día que Ventura hizo la explicación que marcó su final en Intrusos, se dio una situación similar a la acontecida el pasado 19 de mayo de este 2020. Segundos antes de que el hoy presidente de APTRA comenzara a realizar su descargo, Marcela quiso hacerle una pregunta, pero el conductor la paró en seco. “Cuando se pregunta, se empieza a ensuciar todo”, indicó el marido de Romina Pereiro.

A diferencia de lo que pasó cuando la panelista llevó al programa una supuesta información que involucraba al exrecepcionista de la clínica del doctor Rubén Mühlberger en un delito, Rial pidió disculpas por cómo trató a su compañera.

“Nunca cortaría en menos diez a Marcela, a quien quiero y respeto como persona. Por ahí me salió el tono porque estaba embalado y nada más, pero como estoy en esta nueva etapa zen, le estoy pidiendo disculpas públicamente. Perdoname, Marcela”, le dijo Rial a la integrante de su panel, que aparecía en cámara al borde de llanto y con una cara de pocos amigos similar a la que puso cuando este le solicitó que revele sus fuentes al aire hace algunos días.

Posiblemente, el destino de Tauro sea similar al de Ventura, con la diferencia de que las versiones que circulan aseguran que fue ella quien presentó la renuncia, y no fue despedida por el frontman del histórico ciclo de farándula y chimentos. Habrá que ver si el destino vuelve a reunir a los dos periodistas, pero ese reencuentro dificilmente sea en Intrusos, donde está claro que ninguno de los dos quiere volver.

L.L.

Galería de imágenes