El colectivo de Actrices Argentinas compartió una serie de videos por haberse cumplido 5 años de la primera marcha multitudinaria bajo el lema Ni una menos, en pos de luchar contra la violencia machista hacia las mujeres y los femicidios. Con la participación de artistas que integran la agrupación, como por ejemplo, Malena Sánchez, Dolores Fonzi, Mercedes Morán, Thelma Fardin, Violeta Urtízberea, Lali Espósito, Jazmín Stuart, Julieta Zylberberg y Laura Azcurra, entre muchas otras, se le reclamó al Estado por una justicia feminista, el aborto legal, y que se cumpla con la Educación Sexual Integral y la Ley Micaela en toda la Argentina.

“Una de cada cuatro víctimas de femicidio había realizado la denuncia y eventualmente contaba con botón de pánico o perimetrales para su agresor. Aún así, fue asesinada. En Argentina hay 1 femicidio cada 30 horas. El Estado debe sumar recursos a las líneas de asistencia. El sistema judicial tiene que ganar agilidad y perspectiva de género. Necesitamos interés y presupuesto estatal para efectivizar las herramientas de prevención y erradicación de la violencia machista. Exígimos un Estado presente para las mujeres y diversidades sexuales. Sin justicia feminista, no hay Ni Una Menos”, se expresa en el primero de los cinco videos.

En la segunda grabación, el colectivo de mujeres reitera el reclamo por la despenalización y legalización del aborto, motivo por el que fue fundado en el año 2018. “La interrupción del embarazo es una realidad a nivel mundial. No existen países sin aborto. Existen países con aborto clandestino o aborto legal. En Argentina, la clandestinidad sigue matando. Las personas gestantes de bajos recursos se exponen a la muerte o a las secuelas, vulneradas por la precariedad y el desamparo, lejos de las posibilidades de las más privilegiadas. La legalización del aborto es justicia social. Los derechos reproductivos de las personas gestantes son derechos humanos, es un asunto de salud pública. Perpetuar la clandestinidad es perpetuar la violencia de género. Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir. Sin aborto legal, seguro y gratuito, no hay #NiUnaMenos”, se indica en el segundo comunicado.

El tercer spot brinda una explicación sobre la relación de la violencia de género y los medios de comunicación. “La violencia contra mujeres y diversidades sexuales siempre se mostró en los medios desde una mirada patriarcal. Históricamente, la ficción, la publicidad y el periodismo, perpetuaban la imagen de la mujer como objeto y propiedad del hombre. Algunas cosas cambiaron, pero todavía queda mucho por hacer. Las víctimas de crímenes de género no ‘aparecen muertas’, las matan. Y no importa cómo estaban vestidas, ni si les gustaba salir, o con quiénes lo hacían. Basta de espectacularizar y banalizar los hechos de violencia de género. Llamemos a las cosas por su nombre: son femicidio, son travesticidios, son transfemicidios. La violencia se frena con perspectiva de género en los medios de comunicación. ¡Sin cambio de paradigma, no hay Ni Una Menos!”, argumenta la agrupación feminista, agregando también el lema Vivas nos queremos.

En el cuarto video, se reclama por la implementación de la Educación Sexual Intregral y se otorgan detalles de su contenido: “Un eje fundamental de la ESI consiste en trabajar los tipos y modalidades de violencia de género. Por ejemplo, la violencia en noviazgos adolescentes. También es fundamental para detectar casos de abuso en la infancia. Una de cada cinco mujeres sufrirá abuso sexual antes de la mayoría de edad. Para erradicar la violencia de género desde la infancia, necesitamos que se implemente la ESI en todas las escuelas del país. Que las próximas generaciones se vinculen desde el respeto y la igualdad depende de la educación. La violencia de género se frena desde las aulas. Sin ESI, no hay Ni una menos”.

Por último, el colectivo de actrices pidió que los funcionarios cumplan con la Ley N° 27499 conocida bajo el nombre de Micaela en conmemoración a Micaela García, una joven entrerriana de 21 años asesinada por el femicida Sebastián Wagner. “La Ley Micaela establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública de cualquiera de los tres poderes del Estado y los organismos descentralizados. Su aplicación efectiva es urgente. Necesitamos un Estado que legisle y ejecute desde la perspectiva de género, y un sistema judicial que no revictimice a quienes denuncian abuso o violencia. Basta de justicia patriarcal, queremos justicia social. No más femicidios ni travesticidios”, concluyó la agrupación.

L.L.

Galería de imágenes