Este martes será un día de fuertes definiciones para el fútbol argentino. En la reunión, mediante videoconferencia, del Comité Ejecutivo de la AFA se resolverá el futuro de los torneos, clasicaciones a las copas, descensos y ascensos, ante el escenario que plantea el brote de coronavirus que tiene paralizada la actividad desde hace más de un mes.

Se aprobará que la Copa de la Superliga se dé por terminada, pero los puntos obtenidos en la primera fecha se sumarán para la tabla anual de clasificación a las Copas. Así, los primeros cuatro – Boca, River, Racing y Argentinos– tendrán su lugar en la Libertadores, mientras que del quinto al décimo jugarán Sudamericana. Estos son: Vélez, San Lorenzo, Newell’s, Talleres de Córdoba, Defensa y Justicia y Lanús. Mientras que los dos juegos que no se disputaron – Defensa vs. Estudiantes y River vs. Atlético Tucumán – quedarán suspendidos.

Además, quedan dos cupos para la Libertadores, uno por la Copa de la Superliga y otro por la Copa Argentina, que todavía no está claro cómo se repartirán, aunque sería en cancha y con un torneo a definir que todos esperan se pueda disputar desde septiembre.

En tanto, es un hecho que no habrá descensos, pero seguirán los promedios, en una forma de darle un incentivo más a la Superliga. Recién volverán a bajar equipos en 2022.

Con respecto a las categorías de ascenso se van a definir en cancha, siempre y cuando el brote de la enfermedad lo permita.

Más complejo es el escenario de la actual Copa Libertadores porque hay países muy complicados con la enfermedad, como Brasil y Ecuador, y el riesgo con los viajes se multiplicaría de forma exponencial.

FUENTE: TyC Sports