Noemí Lucía Juárez fue estrangulada antes de ser quemada entre la basura y enterrada

3040   12/12/2017 Lopez Jorge

Al asentamiento conocido como vías del ex Ferrocarril Belgrano se ingresa por una angosta callecita de tierra que apenas deja espacio para que accedan los vehículos. Casi todas las casas están construidas precariamente y ensambladas con distintos materiales. Muchos de los habitantes de ese sector del barrio San Cayetano se ganan la vida como carreros. Los chicos corren de un lado a otro. Los persiguen los perros y también algunas aves de corral.

La propiedad donde Noemí Lucía Juárez, de 20 años, fue brutalmente asesinada, tiene dos habitaciones de madera, separadas por un patio. Un plástico negro cubre los techos. El frente está protegido por una pared baja, hecha con bloques de cemento. Un palet de madera sirve como puerta principal.

Ayer, la humilde entrada estaba cercada con una cinta perimetral roja y blanca y era custodiada por empleados policiales. Dentro, los expertos de Medicina Legal de la fuerza continuaban rastrillando y excavando el sector de la vivienda donde fue encontrado el cuerpo calcinado de Juárez, horas antes.

El domingo a la mañana se presentó en el domicilio, ubicado en Belisario López al 1.300, Graciela, hermana de Noemí. Preguntó por ella, pero su madre, Lorena Frenoux, de 39 años, le dijo que se había ido de la casa, dejando a su hija de tres años. A la joven le llamó la atención su ausencia y se fue del lugar.

A la tarde, la chica volvió a la casa materna para averiguar sobre el paradero de su hermana. Allí descubrió que su madre estaba muy nerviosa y que el concubino de esta, Álvaro Exequiel Adra, de 20 años, se encontraba amontonando y quemando basura en el fondo de la casa.

Graciela se fue a la comisaría 4ª para denunciar la desaparición de su hermana. Allí se dio con la novedad de que su madre había hecho una acusación por fuga del hogar en contra de Noemí. Los policías avisaron a la Fiscalía de turno y se pidió una orden para allanar el domicilio.

Cuando llegaron la casa, al percibir un olor nauseabundo, se dirigieron al fondo, donde se encontró el cuerpo de la joven, calcinado y enterrado. El fiscal Washington Navarro Dávila, que estuvo en la escena del hecho, ordenó la aprehensión de la madre y de su concubino.

Noemí trabajaba junto a su hermana mayor, Graciela, como vendedora ambulante en los puestos de la ex Terminal de Ómnibus, en El Bajo. Su hija, Xiomara, cumple hoy tres años. En el Policlínico de San Cayetano relataron que la pequeña era llevada periódicamente a los controles. Incluso ayer, Graciela la llevó para un control de crecimiento. Fuentes policiales informaron que no había denuncias previas en la comisaría 4ª.

“Se fue hace dos meses a Jujuy con su hijita. Allá vendía bollos en la calle, pero después volvió. Quería juntar plata porque tenía que operar a la nena de un quiste en un ojo y para poder llevársela para que vivieran solas”, contó Micaela Costilla, una amiga de la joven.

Un bidón con nafta

Las fuentes judiciales precisaron que en la escena del crimen encontraron un bidón de nafta de cinco litros, con poco combustible en su interior.

De acuerdo al informe médico forense, la joven presenta marcas en el cuello que indican que fue estrangulada con una soga o un lazo y que cuando fue quemada y enterrada, no estaba con vida. La muerte habría ocurrido unas 24 horas antes del hallazgo.

Adra habría tenido una herida en la parte superior del cuerpo, lo que sustentaría la hipótesis de que él podría haber sido quien le dio el golpe mortal, y que la víctima habría intentado defenderse, de acuerdo a los primeros datos de la pesquisa.

El fiscal Navarro Dávila, quien subroga la Fiscalía IX, señaló que por el momento no tienen corroborados antecedentes de violencia y que desde la Defensoría de Menores deben analizar los pasos a seguir con respecto a la hija de la joven asesinada.

También confirmó que los peritos seguirán trabajando para encontrar otras partes del cuerpo que no fueron halladas por ahora. “Falta el fémur y parte de una pierna, que todavía no se han encontrado”, señaló.

“Como signo de violencia, el cuerpo presenta, antes del fallecimiento, un golpe muy fuerte en la cara, a la altura del ojo derecho. Tiene una gran inflamación exterior y un gran derrame interno. Cuando se hizo la autopsia, se determinó que tuvo un sangrado interno. Pero esa no fue la causa de la muerte, sino por estrangulamiento”, señaló el fiscal del caso.

A la tarde, los detenidos fueron presentados ante el fiscal, se negaron a declarar. Adra fue enviado a la cárcel de Villa Urquiza y ella, a la unidad penitenciaria de mujeres.

(Visited 890 times, 1 visits today)

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS