Según dos nuevos análisis, Santiago Maldonado murió ahogado

882   3/11/2017 Lopez Jorge

Dos nuevos análisis realizados sobre el cuerpo de Santiago Maldonado señalan que el plancton encontrado en su cuerpo “era del río Chubut” y que los desprendimientos y arrugas de la piel abonan la teoría de que estuvo más de “dos meses bajo el agua”, revelaron a Clarín fuentes judiciales.

El juez federal Gustavo Lleral, quien el 20 de octubre había revelado que el cadáver “no presentaba lesiones”, y las partes de la causa recibieron en los últimos días copias de los análisis de diatomeas (micro algas), entomológico (correspondencia del lugar del hallazgo del cuerpo y posible escena secundaria).
También recibieron o están por recibir el análisis histopatológico, a cargo de los médicos forenses de la Morgue Judicial, que determinará el tiempo de permanencia en el agua, análisis de cortes dérmicos y daño en pulmón por sumersión. Pero para determinar finalmente cuáles fueron las causales de la muerte y si el cuerpo hipotéticamente fue “plantado”, falta que los peritos entreguen el análisis llamado palinológico -que lo prepara el laboratorio de geología forense de la policía bonaerense- que es la determinación de la coincidencia del lugar del hallazgo y la escena del fallecimiento.
En las fuentes judiciales se estima que a principios de la segunda semana de noviembre, el juez Lleral estará en condiciones de llegar a una conclusión definitiva y dar a conocer los resultados de todos estos análisis. Por lo pronto, el análisis de diatomeas realizado en la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA señaló que “el plancton que había en la médula ósea de Maldonado corresponde al plancton que habita el río Chubut” a esa altura, precisaron las fuentes.
El plancton son organismos vegetales o animales de pequeñas dimensiones que se encuentran en suspensión en el agua del mar o de los ríos. En cuanto al tiempo de permanencia en el agua -Maldonado estuvo desaparecido 78 días- las fuentes señalaron que los resultados abonan la teoría que el cuerpo “estuvo más de dos meses en el río Chubut”, aunque aún no se tiene una fecha exacta. “Todo indica que ningún ser humano tocó el cadáver”, precisaron las fuentes, lo que de ser cierto aleja la hipótesis de que el cuerpo estaba en otro lugar y fue “plantado” antes de ser encontrado el 17 de octubre (Ver aparte). En una declaración testimonial los buzos de prefectura que encontraron el cuerpo flotando “en posición fetal boca abajo” -como la mayoría de los ahogados- en el río Chubut a unos diez metros aproximadamente del llamado “punto cero” (la parte más baja del cauce) informaron que se encontraba “frenado” por las ramas de un árbol que crece en forma vertical en un pozo de unos 2,40 metros de profundidad.
El pozo está, a su vez, separado de la orilla por decenas de ramas o raíces de sauces que crecen a la vera del río Chubut. El cálculo de la altura se basa en que los buzos, que tienen una altura de 1,70 no podían hacer pie en el lugar ni siquiera sobre sus patas de rana que tienen otros 30 centímetros. Los buzos tenían en la cabeza una cámara submarina (marca Go pro) pero el juez Lleral les quitó la memoria para que no se filtran fotos del momento del hallazgo y las guardó en su oficina bajo secreto de sumario.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS