Abuso extremo: convivía con su pareja y se propasó con las tres hijas de la mujer

5320   26/09/2017 Juan Silver

Un incalificable múltiple abuso sexual en contra de una adolescente y dos menores de edad fue esclarecido en las últimas horas merced a una serie de mensajes y rumores pueblerinos que alertaron al padre biológico de las chicas para que denuncie y dé lugar a que la Justicia finalmente intervenga.

Las primeras pericias médicas demostraron claramente que los rumores sobre la suerte de las chicas, que se encontraban casi esclavizadas en un puesto ganadero, en medio del monte, estaban en lo cierto.

Pasadas las horas se develó una crueldad aún mayor al establecerse que sería su propia madre la que consentía las relaciones de su novio, amante o pareja, con sus tres hijas.

De esa manera relató ayer los pormenores del caso un conocido vecino de la localidad de Coronel Solá.

El hombre aseguró que desde hacía unos meses se rumoreaba de las relaciones carnales del “Paraguayo” Portillos con las hijas de un peón rural, quien se hallaba ausente del pueblo desde hacía unos meses.

La fuente aseguró que el padre biológico de las chicas había venido desde la provincia de Formosa como puestero de un paraje llamado El Capricho, que se encuentra entre las localidades de Juan Solá y Los Blancos, sobre ruta 81.

El puestero tuvo problemas de pareja y se retiró dejando a sus hijas en manos de su exmujer.

El vecino, con claro acento de la zona, dijo que la pobreza y las necesidades quizá llevaron a esta mujer de nombre Norma a buscar consuelo en otro hombre, también de la zona de Formosa, aunque se dice que es de nacionalidad paraguaya.

Todos sabían

“Este hombre tenía a las chicas y a la mujer conviviendo en su rancho de El Capricho y todos los vecinos sabían de estas relaciones, menos la Justicia”, dijo ayer telefónicamente a El Tribuno.

Ayer en horas de la noche la Policía de la Provincia confirmó la detención del sujeto de apellidado Portillo, merced a un oficio librado por la fiscalía penal de Embarcación que dispuso además la detención de la mujer del mismo y madre a la vez de las tres víctimas, las tres adolescentes de 18, 16 y 13 años.

Se supo de fuentes fidedignas que los rumores sobre el múltiple abuso de Portillo se debían también a su afición por hacer público su delito, ya que al parecer confidencialmente se lo contaba a quien quiera escucharlo. Con su relato atisbó a muchos de sus vecinos y a familiares de las menores, quienes al parecer finalmente dieron con el padre de las mismas.

Según la fuente, el hombre llegó al pueblo dispuesto a poner punto final a los rumores o a las andanzas del amante de su exesposa pero antes de eso se entrevistó con una de sus hijas, de solo 16 años.

La menor le dijo a su padre que hacía mucho tiempo que estaba soportando una violación sistemática de parte de la nueva pareja de su madre y acusó a la misma de permitir las relaciones.

Exámenes

La denuncia del hombre y la inmediata intervención de la Fiscalía Penal contra la Integridad Sexual de las Personas hicieron que la adolescente denunciante fuera examinada por un médico legal y, tras su declaración informativa espontánea, se decidió solicitar el examen ginecológico a sus otras dos hermanas, que también corroboraron haber sido sometidas por el “Paraguayo”.

El examen médico solo corroboró lo denunciado y con esa información científica y sin margen de tiempo la fiscal penal solicitó la detención de la pareja, la que fue alojada en dependencias policiales del pueblo a falta de disponibilidad en las cárceles existentes en el norte de la provincia.

Fuentes policiales dijeron anoche que las tres hermanas fueron puestas en guarda de un familiar directo hasta tanto se analice la posibilidad real de manutención por parte del padre biológico de las chicas.

El caso revolucionó a los pueblos que se encuentran sobre ruta nacional 81 y causó estupor entre la juventud, sobre todo los adolescentes de Morillo, muchos de ellos conocidos de las víctimas.

Una fuente cercana a la seguridad del chaco salteño informó que el padre de las chicas denunció los hechos el 8 de septiembre y que desde entonces al 23, cuando se fundamenta el primer caso, el de la joven de 16, ya habían transcurrido varios días. Recién el día 24, tras los informes médicos y ginecológicos, la Justicia ordenó la detención de la madre y de su pareja, cuyas declaraciones indagatorias se espera para estas horas, cuando se terminen de realizar algunas pericias ordenadas, entre ellas un ambiental del lugar donde las tres jóvenes eran sometidas.

En tanto, un joven operador de una conocida radio FM del chaco salteño relató anoche a El Tribuno que no tuvo contacto directo con el “Paraguayo”, como le dicen al acusado de un múltiple abuso sexual, pero sí radial.

“Era muy conocido en las diversas FM de los pueblos, porque solía pedir vía chats casi a diario que le pasen polcas y chamamés a altas horas de la noche. Cuando comenzaron los rumores sobre los abusos jamás pensamos en un monstruo como el que pintan ahora”, reflexionó el operador.

1.939

TEMAS:
LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS