El emotivo mensaje que le dejó a su familia el policía asesinado en un hospital

2530   11/08/2017 Lopez Jorge

Aníbal Acosta, el suboficial de la Policía Bonaerense que fue asesinado de dos tiros en el pecho en el playón del hospital Simplemente Evita quiso dejarles un desgarrador mensaje a su familia. “Decile a mi señora y a mis hijas que las amo”, le pidió a un compañero segundos antes de morir. Hoy, fue despedido por más de 200 de camaradas en una emotiva ceremonia en una sala velatoria en González Catán.

Acosta, de 31 años, se había acercado al hospital de La Matanza para conocer como se encontraba un comerciante que minutos antes había sido baleado durante un asalto. Sin embargo, el llegar al estacionamiento del centro de salud Simplemente Evita se encontró con un auto de características similares al usado por los ladrones, pero cuando intentó identificar a los ocupantes, estos respondieron a los tiros.

Con dos balazos en el pecho, los malvivientes mataron al suboficial. Sin embargo, logró enviarle un desgarrador mensaje a su familia: “Decile a mi señora y a mis nenas que las amo”. El asesino le robó el arma y escapó corriendo; a pocos metros se enfrentó con otros policías, recibió un tiro en el muslo de la pierna derecha, detenido y trasladado al mismo hospital donde se encontraba Acosta y el comerciante baleado.

Según se informó, el reo tenía antecedentes penales, uno por un homicidio cometido en 2001 y el más reciente por robo, en 2014. Luego cayó una de sus cómplices. En tanto, vale recordar que Acosta, que había ingresado a la Fuerza en 2005 y era padre de tres hijas, es el 12° policía asesinado en lo que va del año durante hechos de inseguridad en el área Metropolitana: 6 eran de la Bonaerense, 4 de la Federal y 2 de la Ciudad. Once de los casos ocurrieron en el Conurbano.

Por otro lado, los policías que participaron del velorio en González Catán mostraron su dolor en las redes sociales: “Despedimos a un mártir. Murió en brazos de su compañero, que hoy quiere pedir la baja”, contó la agente Virginia Luján Sosa. Al tiempo que acompañaron a su familia que tuvo que despedir al suboficial que había fallecido a pocos metros de donde ahora lo despedían.

TEMAS:
LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS