Lo asesinaron a puñaladas para robarle el teléfono celular

La víctima tenía 33 años. Ladrones lo sorprendieron en medio de la calle. Hay un detenido.

5175   21/07/2017 Lopez Jorge

Un celular y un cuchillo tramontina. Un robo y una puñalada fatal. José Mario Avalos (33) caminaba ayer a la mañana por la calle Pilcomayo al 1000, en Villa Fiorito -en el partido de Lomas de Zamora- cuando Carlos Javier Blanco (20) se le acercó para intentar robarle el teléfono celular.

Avalos se resistió y Blanco le dio un puntazo en una pierna con un cuchillo tramontina. La puñalada le cortó la arteria femoral y la víctima murió desangrada en la calle, antes de que llegara la atención médica. El asesino fue detenido horas más tarde por un patrullero de la comisaría 5° de Lomas de Zamora.

Entre las cosas que llevaba encima el detenido apareció el celular que le había robado a Avalos un rato antes y también el cuchillo. Hoy declarará frente al fiscal Fernando Semisa, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 12, del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Según los voceros del caso, “Cali” Blanco es un vecino de Villa Fiorito que vive en situación de calle. Se dedicaría a cartonear en los basurales de la zona, a cinco cuadras del Puente de la Noria. Justamente, dos de sus compañeros declararon ayer como testigos. Habían estado revolviendo la basura con él y presenciaron el robo. La madre de uno de ellos, que es vecina del lugar, le contó a Crónica TV que su hijo presenció el episodio y que aparentemente vio que “entre dos pibes estaban asaltando” a la víctima, quien “no quería soltar el celular”. La mujer también dijo que el hombre asesinado no era conocido en el barrio y que, al resistirse, le empezaron a propinar “puñaladas” en el cuerpo con un arma blanca.

Justamente, una de las principales incógnitas es qué estaba haciendo en la zona Avalos, quien vivía en Villa de Mayo, partido de Malvinas Argentinas. Y también resta confirmar si fue atacado solo por Blanco o si en el robo participaron más personas.

Personal de Policía Científica trabajó en el lugar inspeccionando la escena del crimen, y horas después el cuerpo fue trasladado a la morgue judicial para realizarle la autopsia e identificarlo.

Los vecinos denunciaron también que es una zona muy peligrosa, con delitos a toda hora, sobre todo en las cercanías de las vías del tren Belgrano Sur. “Acá en la vía es un desastre en la noche, hay un nido de transas por todos lados”, contó la vecina.

A pocas cuadras de allí se encuentra la terminal de micros de Puente de La Noria y el empalme de la General Paz con el Camino Negro, que fue recientemente inaugurado por el presidente Mauricio Macri, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Por la zona pasan 80 mil vehículos por día, pero los vecinos reclaman medidas de seguridad y mayor iluminación, sobre todo en las inmediaciones de la Terminal. “Con las obras la situación mejoró un poco, pero igual necesitamos más patrulleros que recorran la zona. Por un celular o por unos pocos pesos te pueden matar”, afirmó una vecina.

TEMAS:
LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS