Es concejal en Salta pero como no le pagan vende pollos a la parrilla

659   13/07/2017 Leo Rodriguez

La crisis política que vive Salvador Mazza tiene ribetes impensados, tantos que hasta los concejales del municipio debieron buscar trabajos callejeros porque no cobran hace cinco meses.

Es el caso de Raúl Soruco, concejal por Salta Nos Une, quien hace un mes votó a favor de la destitución del intendente Rubén Méndez. En diálogo, el edil contó que durante todo el 2016 no cobraron un peso y que el último pago llegó en febrero de este año con un cheque diferido.

Para afrontar la falta de ingresos, Soruco comenzó a vender pollos a la parrilla en la esquina de su casa. “Saco entre 400 y 500 pesos por día y con eso podemos pagar los gastos diarios de la familia”, apuntó.

Soruco además hace 20 años que es jefe de los Bomberos Voluntarios de Salvador Mazza, pero no percibe ningún dinero por dicha actividad de servicio. Tiene tres hijos y admite que se atrasó en el pago de algunas de sus actividades extra escolares como inglés o computación.

Los problemas financieros no solo afectan a Soruco. Otros ediles como la concejal Mary Ramos también vende comida para afrontar el atraso de la dieta que alcanza los $12.000 brutos y que cada dirigente termina recibiendo cerca de $9.000. Los empleados del Concejo Deliberante, como los secretarios, también están afectados y algunos de ellos están vendiendo empanadas.

“Con los pollos al principio me estaba yendo bien, pero como vieron que era buen negocio ahora me pusieron un negocio de comidas al frente y la venta cayó”, lamenta Soruco.

Atrasos también en la obra pública

Soruco dice que el juicio político contra Méndez terminó con la destitución del intendente y ahora se espera que la Justicia se expida sobre la apelación que hizo el mandatario. Los ediles entendieron que Méndez no había presentado los informes requeridos sobre el área de Hacienda.

“No envió los pedidos de informe que se le requirió y recién en septiembre acercó el primer corte trimestral de 2016”, indicó la concejal Cristina Cazón hace un mes.

Soruco agregó que el año pasado viajaron a Salta para pedir ayuda al gobierno de la Provincia y desde el Ministerio de Gobierno le prometieron el envío de $3.000.000 de pesos para obras públicas. Sin embargo, según el concejal, en todo este tiempo no se hizo nada, a pesar de que desde el Municipio admitieron que sí habían llegado los fondos.

“Recién este mes fueron a medir y ver por dónde podía pasar los caños de agua. La excusa era que no podían comenzar por las lluvias, pero aquí no llueve hace ocho meses”, denunció el concejal.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS