D’Elía insultó a Macri por una represión de Cristina Kirchner

1137   7/04/2017 Lopez Jorge

Es sabido que el ¿piquetero? ¿dirigente? ¿celebritie de la política vernácula? Luis D’Elía no se caracteriza por mantener un perfil bajo, y las redes sociales no han sido la excepción. Desde su cuenta acostumbra a fustigar a cuanto enemigo se le cruce. Sin embargo, D’Elía cuenta con un problema que, si bien no es único, en el caso de él le hace pasar momentos incómodos. Y con frecuencia.

Este 6 de abril, en medio de la huelga general decretada por la Confederación General del Trabajo (CGT), se produjo un momento de tensión en la autopista Panamericana y su intersección con la ruta 197, cuando la Gendarmería Nacional desalojó el corte de tránsito que provocaban los manifestantes allí convocados. Fue entonces cuando Luis D’Elía tuiteó una foto en la que se puede ver a un grupo de gendarmes reduciendo a un manifestando mediante el uso de la fuerza. Furioso, el hombre se dirigió a Mauricio Macri con palabras poco amistosas que se transcriben textualmente, incluyendo el estilo del autor: “Mauricio Macri hijo de remil puta basura para la reprensión”.

Y aquí viene lo interesante: más allá de la legalidad del acto (una orden de desalojo y el uso de la fuerza pública son atribuciones del Estado), la foto no pertenecía a la huelga que se llevaba a cabo, sino que pertenecía a la represión de una protesta de trabajadores de la línea 60, en agosto de 2015, cuando gobernaba Cristina Fernández de Kirchner.

Nadie resiste un archivo. D’Elía ha sabido defenestrar a Daniel Scioli a quien, en tiempos en los que el kirchnerismo no había definido un candidato presidencial, presentaba como “el candidato de la embajada, Magnetto e Israel”, igualándolo en sus descalificaciones a Sergio Massa, otro blanco frecuente del hombre de La Matanza. Obviamente, una vez consagrado Scioli como candidato, se convirtió en el abanderado de los más humildes, el campeón de la galaxia, el mejor candidato de la vida, y demás cosas por el estilo.

Sin embargo, en medio de la batalla de las redes sociales, un ejercicio interesante que llevan a cabo los usuarios en general es la comparación de cualquier imagen que otro usuario suba a la red. Google Imágenes realiza el resto del trabajo y cualquier persona con acceso a internet puede chequear la fecha original de una foto.

Dentro de tanta vorágine y violencia verbal tuitera, una buena: ya no se puede mentir tan fácil.

Lástima que D’Elía no lo sabía.

TEMAS:
LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS