El curriculum que triunfa en las empresas, incluso en Google

276   5/04/2017 Lopez Jorge

Esta joven elaboró el curriculum perfecto con el que ha conseguido ofertas de trabajo de Google, eBay y más de 20 startups; descubre sus trucos para hacer un buen CV.

En la contratación no entra en juego la sabia expresión “no juzgues un libro por su portada”; si a una empresa no les llama la atención tu curriculum probablemente no se molesten en saber más de ti.

Es fundamental elaborar un buen curriculum, ya que si acaba en manos del reclutador de la empresa tienes aproximadamente 6 segundos para dar una buena impresión y pasar a la siguiente etapa: la entrevista.

10 frases que arruinan un currículum

Katie Simon es una joven estadounidense que desde el primer momento tuvo muy claro que su objetivo tras graduarse era conseguir un trabajo. Negándose a retroceder y volver a casa, la recién graduada se centró en continuar con su formación profesional a través de una beca.

Durante este periodo remodeló constantemente su CV, hasta lograr un resultado perfecto con el que consiguió ofertas de trabajo de Google, eBay y más de una veintena de startups, incluido Spotify, Buzzfeed, Venmo y Oscar.

Simon se lanzó al mundo del emprendimiento a los 14 años. Actualmente es la fundadora de More Money For Me, un proyecto a través del que ayuda a millenials a triunfar económica y profesionalmente. Ofrece asesoramiento para perfeccionar el curriculum de los jóvenes ambiciosos permitiéndoles conseguir una entrevista para el trabajo de sus sueños.

Conoce los consejos de Simon para crear el curriculum perfecto:

Usa tu curriculum para guiar al entrevistador: Toma las riendas. Concibe el CV como el boceto de un guión que usarías para conseguir el puesto de trabajo ideal; plantéate qué preguntas te gustaría que te hicieran, cómo te gustaría impresionarles, por qué quieres destacar y por el contrario qué te gustaría obviar. Y lo más importante: ten en cuenta que estos son los únicos detalles que tienen de ti, ¿eres atrayente?

Sé claro: Puede que en los exámenes rellenar espacio con paja te consiga un aprobado, pero en los procesos de selección no funciona así. Incluye sólo detalles relevantes; demasiadas palabras implican desorden lo cual lleva a confusión y finalmente a rechazo. Así, analiza las pocas palabras que escojas releyendo tu CV y preguntándote frase tras frase si ese dato mejorará la percepción que la empresa tenga de ti.

Sé conciso: Facilítale la vida al reclutador. Un curriculum debe ocupar una hoja, si ocupa más estás incluyendo información irrelevante. Así, en cada sección del CV deben incluirse máximo tres o cuatro sub-secciones con dos o tres puntos de enumeración de una línea cada uno.

Primero resultados, luego habilidades: Ser increíblemente productivo, organizado y un fantástico líder está muy bien; pero las empresas no quieren coleccionar tus habilidades, sino sacar provecho de tus resultados. Demuestra tu talento con los logros que hayas obtenido en experiencias laborales previas e intenta ejemplificarlo con números. Simon explica que en su caso en vez de simplemente afirmar que “Llevé las cuentas de Twitter y Facebook de la compañía” apostó por algo más significativo como “Incrementé los seguidores en Facebook en un 40% y su alcance total en un 60%”.

Añade una sección de ‘proyectos’: Si has llevado a cabo un proyecto que haya tenido cierto impacto menciónalo; es irrelevante que lo realizaras en tu trabajo, universidad o tiempo libre, ¡todo cuenta!

Ayúdales a saber más de ti
: En una hoja evidentemente no puedes proporcionar absolutamente todos los aspectos de ti mismo y tu carrera profesional. Facilita links a tu perfil de LinkedIn, Twitter o tu portfolio para que las compañías puedan ampliar información si les interesas. Recuerda, el objetivo de tu curriculum es conseguir intrigarles para que quieran saber más de ti.

Elimina lo antiguo y lo irrelevante: Si tienes más de tres experiencias laborales plantéate suprimir uno o dos de las más antiguas. Así, no intentes rellenar espacio con experiencias que no sean especialmente interesantes – aprovecha para ampliar información sobre lo importante.

La normalidad a veces es aburrida: Si has hecho algo diferente y llamativo inclúyelo, aunque no esté particularmente relacionado con el puesto. Posiblemente demuestres ser una persona emprendedora o imaginativa, quién sabe.

Personalízalo: Es más fácil enviar el mismo CV a todas las ofertas, pero es menos efectivo. Invierte algo de tiempo en personalizar tu curriculum para cada empresa. Simon explica su mejor truco: guarda un documento con el doble de puntos de enumeración de los que vayas a incluir realmente, así para cada compañía podrás escoger los datos o el estilo que más se adecué a cada puesto.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS