El Papa visita a los mapuches y ya genera polémica en Chile

947   27/12/2017 Lopez Jorge

La visita del Papa Francisco a Chile está provocando fuertes polémicas por su decisión de concentrar sus actividades en temas sensibles para el gobierno de ese país, como la cuestión mapuche y el tema limítrofe con Bolivia, lo que ya provocó un roce diplomático con Michelle Bachelet. Mientras tanto, al gobierno argentino le preocupa el impacto político del viaje papal.

Se tratará de una foto de impacto a los dos lados de la frontera. Francisco ya había dado un mensaje incómodo para el gobierno argentino cuando a principios de mes recibió a la familia de Santiago Maldonado, muerto en el marco de una protesta mapuche. El gobierno de Macri deberá lidiar con otra significativa imagen.

En Chile, Bachelet ya tomó nota del mensaje papal. “Nosotros creemos y propiciamos el diálogo siempre. Sin duda, en la Araucanía hay tareas pendientes importantes, y en ese sentido creo que la visita del Papa a la región es una oportunidad para tratar de entendernos en las diferencias, en la tolerancia y la aceptación de que hay miradas distintas”, afirmó la Presidenta.

En Santiago también hay tensión por otra de las actividades de Francisco: la misa que dará en Iquique, en el norte del país, cerca de la zona de conflicto con Bolivia. Desde la Iglesia chilena, que está a cargo de la organización, ya adelantaron que el Papa rezará por los “migrantes” y todos descuentan que volverá a referirse al conflicto por la salida al mar.

Este tema ya generó un roce diplomático con Bachelet. El mes pasado, el embajador chileno en el Vaticano, Mariano Fernández, dijo que el Gobierno de su país pretende que el Papa “se abstenga de opinar” sobre el conflicto con Bolivia porque es un tema que se dirime en la corte internacional de La Haya.

La advertencia del diplomático generó tanto ruido que Bachelet tuvo que salir a aclarar que Francisco puede hablar de lo que quiera. “Como es obvio, en una visita de carácter pastoral el Papa tiene la libertad de expresar lo que estime que es bueno para el pueblo católico”, le dijo la presidenta chilena a la agencia Télam. “No nos corresponde a nosotros hacer juicios al respecto, menos aún imponer restricciones”, agregó.

En 2015, durante su visita a Bolivia, Francisco aseguró que el “diálogo es indispensable” para resolver la disputa de soberanía abierta luego de la guerra del Pacífico, a fines del siglo XIX, por la que Bolivia perdió una franja costera que le daba salida al mar. En Chile no quieren volver a escuchar algo parecido.

El Papa llegará a Chile el lunes 15 por la tarde para iniciar una visita en la que recorrerá Santiago el martes 16, la sureña Temuco el miércoles 17 y la norteña Iquique el jueves 18, antes de seguir viaje hacia Perú.

El impacto en Argentina

Más allá de la foto con la comunidad mapuche, en el gobierno argentino hay otras preocupaciones en torno a la visita del Papa a Chile.

La preocupación mayor en la Rosada es operativa y tiene que ver con el aluvión de fieles que se espera que crucen la frontera. Según dijeron fuentes del Gobierno a LPO, se estima que alrededor de un millón de personas viajarán, lo que seguramente provoque inconvenientes en los cruces fronterizos, con el agravante que se dará en un cambio de quincena en plena época de vacaciones.

En la Rosada cree que podría haber problemas serios en los pasos fronterizos de Mendoza, Neuquén y Salta, y hasta temen que termine en algún escándalo internacional. El presidente Macri decidió mandar al número dos de la Secretaría de Culto para tratar de evitar inconvenientes. Uno de los temas que preocupa es las autoridades chilenas sean demasiado estrictas con los papeles.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS