Inundaciones

Seis factores que dieron pie a las inundaciones

Hace dos semanas comenzó una sucesión de lluvias que dejó a medio Tucumán bajo el agua. Ahora que pasó la tormenta comienza la parte invisible de la historia. ¿Qué sucedió? ¿Por qué no pudo preverse? Expertos de diversas áreas analizaron causas y consecuencias de este fenómeno: el agua expuso la falta de inversión, de mantenimiento y la ausencia de un plan hidráulico integral.

399   15/03/2015 Gastón Banegas
1- Falta de obras y de mantenimiento de los sistemas de desagües y en los cauces de ríos
En esto coincidieron todos los expertos. Según dijeron, Tucumán bajó la guardia: no invirtió en poner a punto los canales y tampoco se preocupó por bajar los cauces de los ríos, que estaban muy altos a raíz de los años de sequía que vienen caracterizando la provincia. Debajo de los puentes había muy poco espacio para que pase el agua y por eso muchas de estas estructuras colapsaron.
2- Descontrol
No hay controles sobre los sitios de la provincia en los  se puede desmontar (Ley de Bosques), en cuáles construir y en cuáles no porque son áreas de riesgo ni en qué partes de los ríos se pueden extraer áridos sin afectar su cauce normal. Tampoco hay controles sobre los asentamientos cercanos a los canales y sobre la peligrosísima práctica de arrojar basura en estos desagües. Y no hay más exigencias en las construcciones que se hacen en zonas de riesgo, dijeron los especialistas.
3- Deforestación
Los desmontes son responsables en un 70 % de las inundaciones en Tucumán, había advertido hace unos días Juan Sirimaldi, titular de la Dirección del Agua. La situación quedó en evidencia esta semana. El desmonte duplicó, según los especialistas, la cantidad de líquido que caída desde los cerros. Además, los ríos sufrieron la alteración de su entorno geomorfológico por la deforestación salvaje, dijeron geólogos. También la extracción de áridos aportó al desastre.
 
4- La falta de un sistema de alerta para estas situaciones
Es necesario monitorear la actividad de cada una de las cuencas y hacer un seguimiento sostenido del clima y las lluvias. Esta situación debería haber estado prevista, sostuvo un experto. Se necesita un relevamiento catastral topográfico y programas informáticos que permitan saber cómo se comportaría nuestro sistema de desagüe ante sucesos climáticos inesperados. Eso nos permitiría estar más preparados.
5- Desorden territorial
Todas las ciudades y pueblos crecen a pasos agigantados sin una planificación, coinciden numerosos expertos consultados por LA GACETA. Observan que se construye y urbaniza en lugares inundables,en cauces o llanuras impactadas por los ríos, se impermeabilizan los suelos y esto genera que muchas áreas se conviertan en verdaderas trampas de escurrimiento del agua en ocasiones de tormenta.
6- La sucesión de lluvias intensas
Desde diciembre y hasta marzo el agua caída en muchas partes de la provincia superó los promedios esperados. Los suelos quedaron saturados de agua y no soportaron al sucesión de lluvias intensas que cayeron principalmente la semana pasada y que aumentaron los caudales de los ríos a niveles inesperados. Muchos expertos calificaron al temporal como algo “extraordinario”.
1.000
millones de pesos hacen falta para iniciar obras de envergadura (la mitad para reconstruir el Canal Norte)
10.000
personas fueron afectadas en el sureste de la provincia,  la zona más castigada por las lluvias y el desborde de ríos
22
familias se trasladarán desde el margen del río Muerto, en El Corte, a un predio que adquirirá la Municipalidad
10 
puentes se desplomaron desde el sábado 7, y 15 rutas quedaron fracturadas por las correntadas de agua
10 
camionetas salen todos los días desde Cáritas, San Lorenzo 441, con donaciones para damnificados del sur

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS