La Nación envió camiones para siete comunas, pero los delegados no concurrieron al acto

Una de las quejas constantes del Gobierno Provincial es que no reciben ayuda del Gobierno Nacional, sin embargo ayer sucedió un episodio insólito. 

3932   25/07/2017 Juan Silver

Domingo Amaya, secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, y José Cano, precandidato a diputado nacional, no pudieron entregar ayer por la mañana (ni de manera simbólica) los camiones volquete destinados desde el gobierno nacional a siete comunas del interior de la provincia porque ninguno de los delegados comunales fue a recibirlos.

 

El motivo sería porque desde el Gobierno provincial les prohibieron participar en los actos encabezados por funcionarios del gobierno nacional.

 

Amaya dijo al respecto que no hay que mezclar “lo institucional con lo político” y que hay que hacer política “sin agresiones ni insultos”.

 

Las siete comunas que debían recibir los camiones son: Santa Cruz y La Tuna; Río Chico y Nueva Trinidad; Villa de Leales; Delfín Gallo; Santa Ana; Los Sarmientos; y Gastona y Belicha. Todas son conducidas por delegados afines al gobierno de Manzur y Jaldo.

 

Los jefes comunales también enviaron cartas documento a la concesionaria, intimándola a que “se abstenga de efectuar la entrega del camión (…) a cualquier persona física o jurídica que no sea el suscripto”.

 

Amaya contó que algunos delegados le habían expresado que estaban apenados de no poder participar del acto y manifestó que los mismos habrían sido presionados desde el gobierno provincial a través del ministerio del interior.

 

José Cano dijo que era insólita la actitud de los funcionarios comunales de no concurrir a un acto institucional mediante el cual se oficializaba un beneficio para sus comunas. “Tucumán es la única provincia que cuando viene un funcionario nacional, desde el Gobierno mandan gente a insultar. Si un delegado comunal no puede participar de una actividad que él gestionó, ¿de qué manera puede mejorar su comuna o resolver los problemas de la gente? Es un mero empleado”, expresó Cano.

 

Esta no fue la primera vez que delegados del PJ no concurren a un acto encabezado por funcionarios de la Nación. El sábado pasado en la comuna de Villa de Leales, funcionarios nacionales estuvieron inaugurando un pozo para que 200 familias tuvieran acceso al agua potable, pero tampoco estuvo presente Álvaro Brito, el jefe comunal. “El vicegobernador (Osvaldo Jaldo) es el ‘patrón del Este’ y a los pobres no les dan agua, ni cloacas, ni caminos. Ese pozo sale $2 millones. No participó el delegado; sin embargo las obras son para la gente porque se hacen con recursos nacionales”, añadió Cano.

 

Domingo Amaya comparó Tucumán con Salta y Jujuy. Contó que la semana pasada se hizo entrega de casas en dos localidades de esas provincias y estuvo con los gobernadores, Gerardo Morales (Jujuy) y Juan Manuel Urtubey (Salta) sin ningún tipo de conflictos políticos pese a que uno es radical y el otro peronista. “Sólo aquí suceden estas barbaridades. No sé miedo a qué tienen”, enfatizó el ex intendente de San Miguel de Tucumán.

 

Como lo afirman Cano y Amaya, es un episodio totalmente insólito y una falta de respeto institucional, mas allá de las diferencias políticas que hubiera entre los funcionarios comunales, provinciales y nacionales.  Ademas del ejemplo brindado por Amaya de Salta y Jujuy, podemos recordar hace poco la inauguración del Metrobus en La Matanza. A pesar de haber sido una obra del Gobierno Nacional, la intendenta ultrakirchnerista Verónica Magario estuvo presente en el acto institucional, al lado de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y del presidente de la Nación, Mauricio Macri. Aunque también debemos recordar que grupos de militantes kirchneristas fueron enviados a escrachar a Macri y Vidal.

 

 

 

 

 

 

 

 

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS